Reabren las exportaciones de trigo y maíz en la Argentina

La Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA) informó que existe un remanente exportable de 1.782.337 toneladas de cereal disponibles para que los exportadores soliciten permisos para vender al exterior. A pesar de que la medida beneficia a los productores y exportadores, ellos aseguran que exportar ahora ya no es negocio porque los precios de los cereales bajaron más del 40% y no se recuperan.

Por
28deNoviembrede2008a las07:03

En octubre, la ONCCA, dirigida por Ricardo Echegaray, anunció que se podían exportar 1.763.063 toneladas de trigo, saldo que no fue totalmente utilizado por los exportadores, quienes pidieron permisos para vender al exterior por poco más de 900.000 toneladas.

Por lo tanto, “quedaron sin exportar más de 850.000 toneladas a las cuales se les suman 926.167 toneladas que conforman el remanente efectivamente exportable de 1.782.337 toneladas originales. El saldo fue determinado a partir de las declaraciones juradas presentadas por los productores y por el resto de los actores de la cadena alimentaria”, según afirmó un comunicado de prensa de la ONCCA.

Sin embargo, los productores se quejan y afirman que las ventas al exterior se mantuvieron cerradas durante junio, julio y agosto, justo cuando terminó el paro agropecuario con el objetivo de castigar al campo e impedir que los ruralistas y exportadores aprovecharan los buenos precios del trigo.

La ONCCA aseguró, además, que “el Registro de Exportación de Trigo (ROE verde) siempre estuvo abierto”. Sin embargo, los productores aseguran que la Oficina retrasa la entrega de los Roe verde, lo que perjudica los niveles de exportaciones. “Recién ahora, la ONCCA deja exportar, cuando el trigo no vale nada. Echegaray es un máquina de impedir, pero como se dio cuenta de que el mercado interno está sobreabastecido de trigo, ahora abre las ventas”, afirmó Gonzalo Villegas, de la Sociedad Rural.

Además, Villegas explicó que “los cereales ya no son rentables. Nosotros sembramos con fertilizantes caros y con el precio actual del trigo sólo cubrimos los costos. Los productores que tienen que arrendar los campos tienen pérdidas”.

SEQUIA. Mientras tanto, el trigo de esta campaña atraviesa una situación complicada: la peor sequía de los últimos cien años acompañada por heladas que se registraron a mediados de noviembre, lo que terminó de perjudicar a los cultivos. Esto traerá consecuencias directas para las próximas exportaciones cuando sólo puedan venderse al exterior alrededor de 2 ó 3 millones de toneladas. La Bolsa de Cereales recortó un 40% su pronóstico para la cosecha de trigo.

Temas en esta nota

    Cargando...