Se destruyó empleo en la construcción

Por primera vez desde principios de 2003, la variación interanual de puestos fue negativa; la actividad se estancó en octubre.

Por
29deNoviembrede2008a las08:04

El empleo en la actividad de la construcción sufrió en el tercer trimestre del año, según datos oficiales, su primera caída interanual desde principios de 2003, la época en que la ejecución de obras comenzaba a repuntar tras la fortísima retracción de los primeros años del siglo.

De acuerdo con el informe de coyuntura de esa actividad difundido por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en el período de julio a septiembre últimos, el número de ocupados disminuyó un 0,9% en relación con igual trimestre de 2007, en tanto que la caída resultó del 2,1% en comparación con el segundo trimestre de este año. Así, los trabajadores registrados en el sector son 410.794, según se informó.

Aun cuando se produjo esa caída del número de ocupados, la actividad de la construcción había mostrado en esos meses tasas de crecimiento interanual, aunque en agosto y septiembre se había visto una retracción en la comparación mes a mes.

El informe emitido ayer muestra que en octubre hubo estancamiento: con respecto a un año atrás, el alza fue casi nula, del 0,3%, según el índice corregido por factores de estacionalidad. En relación con septiembre, la caída fue del 1,4%. El crecimiento de la actividad en los diez primeros meses de 2008 fue del 6,9%, un número que equivale prácticamente a la mitad de los niveles de alza que se registraban al inicio del año.

"Se están viendo ya los efectos en la economía real de la crisis internacional y de la autoinfligida", señaló el economista Osvaldo Cado, de la consultora Prefinex, que agregó que en todos los tipos de obras hubo una variación interanual negativa, con excepción de la vivienda, que registró una suba "magra".

Cado dijo dudar de que las medidas anunciadas esta semana por el Gobierno tengan efectividad para generar una reactivación. Difícilmente, dijo, se repatrien fondos en cantidades significativas y apuntó que el anuncio de obras públicas por $ 71.000 millones en tres años no cambia demasiado el panorama. "Entre 2005 y 2007 hubo erogaciones por 60.000 millones, así que es algo que se venía dando", dijo.

Las expectativas de los empresarios, relevadas por el Indec en octubre, no son alentadoras: entre las constructoras dedicadas principalmente a la obra privada, el 20% dijo creer que este mes su dotación disminuiría y ninguno consideró que aumentaría. En ese grupo, el 22,9% esperaba una caída de la actividad y el 2,9%, un aumento. Entre las empresas orientadas a la obra pública, un 13,3% sostuvo que aumentaría tanto la actividad como el nivel de empleo, en tanto que un 28,9% esperaba una disminución de las obras y el 22,2%, de los puestos.

Fausto Spotorno, economista del estudio Ferreres & Asociados, consideró que el proceso de baja de las dotaciones podría estar en parte contenido por las dificultades que hubo en varios sectores, entre ellos la construcción, para encontrar personal preparado o incluso para calificarlo, en los tiempos de fuerte crecimiento. Apuntó también que la falta de crédito no sólo para emprender obra sino también para comprar inmuebles es un factor que dificulta pensar en forma optimista. "Nuestro sistema financiero es pequeño y en crisis el crédito se achica", sostuvo.

 

Temas en esta nota

    Cargando...