Brasil admite roces con el país

Diplomáticos brasileños dijeron que es difícil acordar con la Argentina en la OMCNegociadores brasileños que impulsan un acuerdo en la Ronda de Doha, de liberalización comercial mundial, dijeron que es "difícil" acordar una posición común con la Argentina y reconocieron que esa situación repercutirá en el Mercosur, tal como habían anticipado también diplomáticos argentinos, según publicó ayer la prensa de Brasil.

Por
29deNoviembrede2008a las08:08

La Argentina alertó anteayer, en la reunión del Grupo Mercado Común (GMC) del Mercosur en Brasilia, sobre el riesgo para el bloque de un posible acuerdo en Doha que implique una mayor apertura industrial y exigió "unidad", en clara alusión a Brasil, que pugna por retomar las negociaciones en la Organización Mundial de Comercio (OMC). "No ha habido cambios ni progresos sustantivos" en los debates de Doha, pero aun así "hay países que quieren una reunión, bajo el argumento de la crisis" económica mundial, dijo a la agencia Efe el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradia. Brasil es uno de los que propone la cumbre.

Chiaradia señaló que planteó el asunto de las negociaciones en la OMC en la reunión del GMC ante la posibilidad de que Doha se retome en los primeros días del mes próximo. En los últimos tramos de las negociaciones de la ronda multilateral (en la que se discute el proteccionismo agrícola de países ricos), que fracasaron en Ginebra, en julio, Brasil aceptó una mayor apertura en el sector industrial propuesta por EE.UU. y la Unión Europea, pese al rechazo argentino.

Al mismo tiempo que el Mercosur se reunía en Brasilia, en Ginebra, sede de la OMC, "la Argentina abrió fuego contra Brasil y dijo que la posición del Palacio de Itamaraty en las negociaciones puede amenazar al Mercosur y causar daño al bloque", según el diario O Estado de S. Paulo. "Solo, el país [por la Argentina] presentó un documento a los 150 países de la OMC, en el cual dice que no va a aceptar la liberalización comercial", según el periódico.

El director de Negociaciones Económicas Internacionales, Néstor Stancanelli, que presentó la declaración en Ginebra, dijo que la Argentina propone que el Mercosur, dado que tiene un arancel externo común, formule una propuesta conjunta sobre apertura industrial, como la UE. "La unión aduanera es prioridad para la Argentina", definió Stancanelli y añadió que el país está dispuesto a reducir hasta un 42% los aranceles a la importación de bienes manufactureros y Brasil, más del 50 por ciento.

Pero no todo es desacuerdo en el Mercosur. El GMC aprobó ayer el estatuto de un fondo de garantías para pymes, que facilitará el acceso al crédito y propiciará las asociaciones entre esas empresas, declaró el coordinador de Integración Productiva del Palacio San Martín, Hugo Varsky. Brasil aportará el 70% del capital para el fondo, la Argentina, un 27%; a Uruguay, un 2 por ciento, y a Paraguay, un 1 por ciento.

 

Temas en esta nota

    Cargando...