Después de las lluvias, el campo vuelve a trabajar

Arranca la siembra de soja, pero prevén fuertes pérdidas en trigo.

01deDiciembrede2008a las07:13

Las lluvias de entre 150 y 200 milímetros que cayeron desde el jueves a la noche en buena parte del territorio nacional trajeron alivio a los productores, que se aprestan a reanudar las tareas agrícolas, luego de semanas de parálisis por falta de agua. Se produjeron lluvias en Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe y el oeste y el norte de Buenos Aires, mientras que en Salta y el este bonaerense aún se aguardan precipitaciones.

En Buenos Aires, de acuerdo con el director ejecutivo de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa, Alfredo Rodes, hubo un buen nivel de precipitaciones en la zona maicera, al Oeste. También hubo abundantes lluvias en el norte bonaerense. "Estuvimos con una seca espantosa hasta el viernes, cuando cayeron 60 milímetros. Luego llovió 100 milímetros más, así que mañana arrancamos a pleno con la siembra de soja, luego de un mes de estar parados", dijo el presidente de la Sociedad Rural de Pergamino, Roberto Campi, y agregó que esa zona sólo tiene sembrado el 30% de la oleaginosa.

En el sur de Santa Fe, las lluvias también fueron abundantes: cayeron 200 milímetros en el fin de semana. "Ya es suficiente para comenzar con la siembra; hay buena humedad. Ahora sólo necesitamos que el tiempo acompañe en enero y febrero", explicó Javier De Angelo, productor de Federación Agraria de Sargento Cabral.

En Córdoba, las lluvias comenzaron la semana pasada, según informó Alejandro Ferrero, delegado de la Sociedad Rural en esa provincia. "Vamos a empezar bien la campaña, pero el tiempo tiene que seguir acompañando porque los perfiles están muy secos, a tal punto que se están muriendo árboles. De una media de 900 milímetros que tenemos en la zona, no llegamos a 500 milímetros", explicó.

Según Alfredo Bel, delegado de Federación Agraria en Entre Ríos, las precipitaciones en esa provincia comenzaron el viernes, aunque todavía no alcanzaron a todo el territorio. "Venimos de una sequía tremenda y en muchos lugares no llovió. Aún no estamos en condiciones de afirmar si podemos arrancar con los trabajos", dijo Bel.

Por otro lado, en Salta, en los departamentos del sur, la falta de lluvia está haciendo demorar la siembra, según el presidente de la Asociación de Productores de Legumbres del NOA, Natalio Iglesias. En los campos sojeros del norte provincial, tampoco está lloviendo y hubo temperaturas de 40°.

Finalmente, en la zona de ganadería de cría bonaerense, que incluye partidos como Magdalena y Azul, continúa la sequía. "Tuvieron 400 milímetros anuales, cuando lo normal es mil", explicó Rodes.

Apuesta por la soja
En este contexto, los consultados destacaron que la apuesta se concentrará en la soja, con una cosecha de trigo que se da por perdida, y hay pocas esperanzas respecto del maíz. "Vamos a sembrar soja de primera, y muy poco de segunda, porque trigo casi no se sembró. Para colmo, en la zona se perdieron las cosechas de arvejas y lentejas", dijo De Angelo.

Según Bel, en Entre Ríos, a las pérdidas en trigo y maíz se sumaron las del sorgo. En Córdoba, en tanto, el trigo tuvo rendimientos de 15 quintales, cuando lo normal era 38.

"Si bien las lluvias mejoran la situación, hay pérdidas que no tienen vuelta atrás, como la cosecha de trigo. El maíz venía mal, pero quizá con estas lluvias recupere un poco de terreno. La soja sí puede rescatarse", analizó Marcelo Fielder, director ejecutivo de la Sociedad Rural. "Hubo caídas en la producción de trigo [6 millones de toneladas] y maíz [de 4 a 6 millones], que ya indican una caída de la cosecha que va a ser, como mínimo, de 10 millones de toneladas, sin contar lo que se puede perder en soja por la menor inversión realizada este año por causa de la incertidumbre", analizó Fielder.

Mercedes Colombres

Con la co

Temas en esta nota

    Cargando...