Aceptarían cambios para el blanqueo

Comienza hoy en Diputados el tratamiento de los proyectos de moratoria y repatriación de capitales; informe de Tomada y Moroni.

02deDiciembrede2008a las07:40

Con el rechazo total de gran parte de la oposición y algunas correcciones que pretende instalar un sector del oficialismo, el Gobierno dejó ayer abierta la posibilidad de realizar cambios, aunque menores, al megaproyecto anticrisis anunciado la semana pasada por la presidenta Cristina Kirchner.

Después de una reunión reservada, el jueves pasado, entre legisladores kirchneristas y el secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Carlos Zannini, surgió la orden en la Casa Rosada de provocar a la oposición para obligarla a presentar propuestas, que el Gobierno está dispuesto ahora a "evaluar".

Por el momento, se estudia la posibilidad de ampliar los controles en uno de los más polémicos puntos que presenta el proyecto oficial: la repatriación y el blanqueo de capitales. La iniciativa de la Presidenta, que comenzará a tratarse hoy en comisión en la Cámara de Diputados, establece que no serán perseguidos ni estarán obligados a declarar el origen del dinero aquellos que se acojan al plan oficial. "Puede ser que se agreguen más controles", confió ayer a LA NACION un ministro del gabinete nacional.

De todas maneras, la bancada oficialista en la Cámara baja, liderada por Agustín Rossi, aún no recibió una orden de modificaciones sustanciales. En el kirchnerismo esperan que sea la oposición la que presente sus propuestas. "Nadie me ha alcanzado una iniciativa viable todavía", afirmó Rossi a LA NACION.

Tomada y Moroni
La oposición ya adelantó su rechazo al megaproyecto, que incluye, además del blanqueo de capitales, una amplía moratoria impositiva.

Por el momento, el Gobierno sólo apeló a mostrarse predispuesto a la discusión, que comenzará hoy con una reunión en las comisiones de Trabajo y Presupuesto, a las 16, a la que asistirán el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el titular de la AFIP, Claudio Moroni. Desde la Casa Rosada aún no salieron precisiones sobre posibles cambios. "El proyecto está tal cual lo envió la Presidenta", dijo la fuente oficial.

De todas maneras, el Gobierno aclaró que se analizarán todas las propuestas. "Si hay que corregir algo lo vamos a hacer", precisó el ministro del Interior, Florencio Randazzo. Se refería, específicamente, al blanqueo de capitales, que disparó una dura reacción de la dirigencia opositora. "El objetivo del proyecto no es beneficiar a aquellos que tienen causas penales y que podrían repatriar sus capitales ni tampoco a los casos vinculados con la corrupción", señaló Randazzo.

En la Casa Rosada hablan, en principio, sólo de aumentar los controles, aunque recuerdan que el proyecto señala, en su artículo 40, que para el ingreso de capitales regirán las leyes sobre lavado de dinero. Se imaginan así una concesión similar a la que se permitió para la reestatización de las jubilaciones, que incluyó mayores controles para las inversiones que realizará la Anses.

De todas maneras, desde el oficialismo también hay propuestas de cambios. El diputado Héctor Recalde propondrá un sistema de premios para quienes hayan cumplido con la ley. La moratoria impositiva y previsional -incluye a empresas y particulares- perdona las deudas sin contemplar la situación de aquellos que pagaron en término las cargas fiscales. "La moratoria en sí es injusta. Es necesaria una gratificación para los que cumplieron con la ley", planteó Recalde a LA NACION.

En el Gobierno evitaron pronunciarse sobre la propuesta, que busca consensuar algunos puntos con el resto de los diputados, como los de Pro. "Los que pagaron ya tienen como beneficio el acceso al crédito y las mejores condiciones para invertir", sostuvo un ministro. Aunque no desechó la propuesta, consideró poco probable incluirlo en el proyecto oficial.

Recalde insistirá en

Temas en esta nota

    Cargando...