Pese al tipo de cambio, cae el déficit con Brasil

En noviembre, aun con el real devaluado, hubo menos compras a Brasil, aunque también se deprimieron las exportaciones y alcanzaron los peores valores del año.

Por
02deDiciembrede2008a las07:56

A pesar de que el real se devaluó más del 40% desde septiembre último y el peso no lo siguió, el déficit comercial con Brasil volvió a caer en noviembre y registra cuatro meses en baja.

Según un informe de la consultora Abeceb.com, el déficit con el principal socio del Mercosur cayó el mes pasado 18% interanual, hasta u$s 205 millones. La cifra representa una baja respecto de octubre último de 5%, y el 50% del déficit promedio mensual hasta noviembre, de u$s 405 millones.

Pero esa variación del saldo comercial no se debe a una mejora en la competitividad de las exportaciones argentinas, sino a la retracción del comercio mundial.

De hecho, las ventas al país vecino registraron en noviembre la primera caída interanual del año, de 6%, algo que no sucedía desde febrero de 2004. Los u$s 1030 millones exportados representan una caída de casi 30% respecto de los meses anteriores, cuando superaron u$s 1400 millones.

Este dato significa una fuerte reversión de la tendencia exportadora a Brasil, que crecía hasta noviembre a un ritmo promedio de 38% interanual desde enero.

La caída de las exportaciones al país vecino se explica por menores compras de combustibles y lubricantes, debido tanto a los menores precios internacionales como a la reducción de los gastos en petróleo y derivados de Brasil.

El socio del Mercosur redujo todas sus compras en el exterior, no sólo las originarias de Argentina. Las importaciones de Brasil, que crecían a un ritmo superior a 40% interanual, avanzaron en noviembre apenas 9 por ciento.

Menos importaciones

Pero, a pesar de la ventaja competitiva de Brasil por la devaluación del real, las compras locales a ese país cayeron notablemente. En noviembre, según datos oficiales relevados por Abeceb.com, se importó menos que en cualquier otro mes de 2008. Los u$s 1235 millones significan una caída de 8,1% interanual y de 24,4% respecto de octubre último.

Los números, hasta el momento, no convalidan los temores de los industriales argentinos, que reclaman un tipo de cambio más cercano a $ 4 por dólar para evitar la avalancha de los productos brasileños.

Entonces, el principal impacto para la industria local de la devaluación brasileña se encuentra en la competencia en terceros países. Empresarios del cuero, por ejemplo, perdieron mercados con los fortalecidos competidores del país vecino, que tomaron porciones mayores en medio de la contracción del comercio internacional. Eso provocó cerca de 2000 despidos y suspensiones en esa rama manufacturera.

Los principales productos importados desde ese país fueron automóviles, autopartes, teléfonos celulares, vehículos de carga y tractores, entre otros, lo que da cuenta de la diferencia de manufactura de los bienes que se comercian entre ambos estados.

Las importaciones crecieron en los primeros 11 meses del año 26,5% interanual y totalizan u$s 16.642 millones. Es el segundo destino de los productos brasileños, detrás de Estados Unidos.

El déficit comercial en ese período es de u$s 4260 millones, lo que representa una suba interanual de 12,3 por ciento.

La balanza comercial entre ambos países sigue así desequilibrada. Argentina lleva 66 meses consecutivos en los que acumula déficits.

Temas en esta nota

    Cargando...