Que el último apague la luz: las compras oficiales hacen subir a un Merval sin negocios

Se anula el “contado con liqui“ y cae a un mínimo la presencia de particulares. Bajó a la mitad el volumen en Tenaris y Petrobras. Atribuyen a la ANSeS la demanda de papeles.

Por
03deDiciembrede2008a las07:47

Más regulado, más pequeño y, cada vez, menos genuino. El mercado local de acciones y títulos parece estar mutando hacia una nueva forma desde la desaparición de las AFJP, los últimos controles del Gobierno y las recientes regulaciones de la Comisión Nacional de Valores (CNV). Los operadores repiten, ante cada consulta, que hoy todos los negocios responden a compras de organismos públicos o a operaciones de trading (compraventas de corto plazo). Ayer, la nueva normativa de la CNV logró casi perfectamente su cometido de reducir a un mínimo el negocio de “contado con liqui” -operatoria mediante la cual los inversores se hacen de dólares en el exterior sin pasar por el mercado de cambios formal- y que hacía que en el último tiempo el volumen se concentrara sobre las acciones de Tenaris y Petrobras (ver aparte). A eso se le sumó, por la tarde, la aparición en el mercado de un “poderoso agente de bolsa”, que en la mesas no dudaban mucho en vincularlo a un nuevo gigante: la Anses.

El resultado fue una caída estrepitosa (a la mitad) en el volumen diario de Tenaris y Petrobras ($ 20 millones y $ 5 millones, respectivamente), y una reducción en los negocios de toda la renta variable a $ 52 millones. La cifra hubiera sido menor todavía de no haber mediado ofertas oficiales sobre papeles en pesos con riesgo argentino que parecían olvidados, como Telecom (subió 8,38%, con $ 3,7 millones), Pampa Holding (7,39% y $ 2 millones), Macro (5% y $ 2,3 millones), Galicia y Edenor. “Todas estas acciones en los últimos días no movían más de un millón de pesos. Pero vimos aparecer un sospechoso ‘agente trece’ con ofertas muy grandes en la punta compradora, que generó una presión alcista. Se dice que fue la Anses, aunque desde acá no podemos verificarlo”, explicó Leandro Verrier, de Bull Markets.

El mercado tuvo que reconocer que, por primera vez en mucho tiempo, se logró ayer poner un buen freno al “contado con liqui”, después de que el Merval también reglamentara la Resolución 543 de la CNV. Aunque los volúmenes de esa operatoria no se redujeron a cero, ese tipo de cambio implícito que surge de comprar acciones locales y liquidarlas en el exterior quedó prácticamente estable, a $ 3,47. “Vimos al mercado con menos volumen porque los negocios que se estaban haciendo estaban muy concentrados en el ‘contado con liqui’. Se fue reaccionando con muy poca plata frente al humor externo, y no vi drivers locales que hayan movido al panel”, contó la analista de Portfolio Personal, Mariana de Mendiburu.

La “mano oficial” también se vio en la renta fija, con compras de 15 millones de títulos de Discount en pesos (subió 8,51%) y 4 millones en el Cupón PIB (1,46%). Hubo buenas ganancias en el Boden 2012 (4,92%) y, con menor volumen, en el Par en pesos (10%) y el Pro11 (9,7%).

Aún así, desde una sociedad de bolsa local contaron a El Cronista que ellos seguían liquidando capitales en el exterior a pesar de la nueva normativa. “Consiguieron reducirlo bastante, y acotar mucho las posibilidades de sacar el dinero, porque es la primera vez que tocaron a los grandes del mercado. Pero siempre hay forma de eludir las regulaciones”, se envalentonó uno de los operadores, que terminó fanfarroneando: “El mercado es como un virus que muta ante el antibiótico que le ponés. Las medidas que busquen controlar algún aspecto pueden funcionar en el corto o mediano plazo, pero a la larga la naturaleza se abre camino”.

Por Ignacio Olivera Doll.

Temas en esta nota

    Cargando...