Con muy poco, el dólar sube a $3,41 y alcanza su precio más alto en seis años

Con la constante de poco negocios, la divisa logró un récord. El BCRA apenas intervino con ventas en el spot por u$s 20 millones. Preocupación desde el mercado para cuando se “destape la olla“. Analistas hablan de una “virtual calma“, que podría durar hasta fin de año.

03deDiciembrede2008a las07:48

La sensación es que el Banco Central (BCRA) está convalidando una suba del dólar. Por lo pronto, la divisa norteamericana escala sin pausa todos los días hace más de una semana y el ente oficial lo permite interviniendo lo mínimo indispensable, en un mercado donde la oferta de divisas es escasa.

“El mercado cambiario es la ‘caja’ de los otros mercados. Si en las demás plazas no hay operaciones, ese vacío se traslada en seguida al dólar”, reflexionaron en una entidad financiera. Pero lo preocupante, confiesan, es que con negocios que no superan los u$s 300 millones diarios entre los dos mercados (el MEC y el Siopel) -montos muy por debajo de lo habitual- el dólar logre trepar hasta llegar a los niveles más altos del año e incluso desde de diciembre de 2002. Ayer, el tipo de cambio subió más de un centavo en el circuito mayorista para ubicarse en $3,394 comprador y $3,396 vendedor y el billete en las pizarras de la city fue más allá apreciándose 2 centavos y alcanzando los $3,38 para la compra $3,41 para la venta.

Sin embargo, lo llamativo es que no se registra una demanda masiva de “verdes”. Las compras, según declaran tanto en bancos como en agencias, continúan “reprimidas”. De hecho, como es fin de año muchas empresas toman dólares ya sea para hacer frente a ciertas obligaciones o porque necesitan presentar sus balances en esa moneda. Pero, según establecieron, “se compra lo justo y necesario”, ya que en las mesas siguen denunciando presiones -aunque con menor intensidad- por parte de organismos oficiales. No obstante, aún con la demanda contenida, la oferta tampoco alcanza. No hay vendedores. “Nadie quiere desprenderse de dólares en este contexto”, decía un operador. Así y todo, el organismo que preside Martín Redrado vende a cuenta gotas. “Hoy (por ayer) vendió cerca de u$s20 millones en el spot sobre el principio de la rueda. Es lógico que no quiera resignar reservas, pero también es cierto que está cómodo en estos niveles”, dijeron.

¿Qué pasaría entonces si las condiciones del mercado fueran más “libres”? ¿En qué valores estaría el tipo de cambio? Los cambistas aseguran sin titubear que veríamos un dólar por encima de $4. Desde el BCRA, en cambio, dicen que las variables están controladas. En esta línea, también es real que la inflación cedió tras un natural enfriamiento de la economía y los depósitos han regresado, por lo menos hasta el momento. En este orden, el Central tiene un margen más amplio para permitir una progresiva suba del tipo de cambio, aunque siempre bajo un esquema de “flotación administrada” y controles.

“Cuando se destape la olla, no se qué pueda llegar a pasar. Los controles no pueden perdurar in eternum, pero con seguridad hasta fines de diciembre”, confiaba un operador.

A este ritmo, el consenso marca que el dólar se ubicaría en niveles de $3,45 y $3,47 para fin de año. “Los contratos para diciembre lo muestran en $3,46”, detallaban desde un banco. Asimismo, hay que remarcar que las devaluaciones de la región siguen su marcha y tampoco es conveniente para la Argentina quedar atrás. Por otra parte, aun cuando se siguen sumando trabas para que los inversores saquen sus dólares fuera del país, la fuga de divisas persiste. Ayer el contado con liqui trepó desde $3,43 a $3,47. “Es lógico que cuanto más trabas pongan, suba por el mayor riesgo”, decía un cambista.

Entretanto, el BCRA colocó ayer $ 1.182 millones en la licitación de Letras y Notas. El monto licitado había sido por $ 500 millones, pero las propue

Temas en esta nota

    Cargando...