Una vieja disputa de poder en el núcleo del gremio lechero

La seccional Rosario de Atilra siempre resistió a la conducción nacional.

Por
04deDiciembrede2008a las07:37

Una vez más, los incidentes ocurridos en Rosario entre sindicalistas de la industria lechera (Atilra) fueron producto de una vieja disputa de poder entre el gremio a nivel nacional (que responde a la CGT) y la seccional Rosario, más autónoma y díscola.

En este caso, según dijo su secretario general, Víctor Vega, "la lucha es contra un estilo autoritario de conducción", en clara referencia al líder nacional Héctor Ponce. Sin embargo, a la hora de las disputas y de las venganzas, ninguno de los sectores deja de usar la violencia. Los golpes que recibieron delegados de Atilra Rosario, que se reunieron el último 27 frente a la empresa Sancor, por parte de 300 sindicalistas pertenecientes a Ponce (más la ayuda de otros gremios de la CGT) no quedaron impunes ayer.

A pesar de lo dicho por Vega, según supo LA NACION, los militantes de Atilra Rosario realizaron ayer un acto de desagravio frente a la sede del gremio, pero con la certeza de que volverían las patotas. De los dos lados hubo palos, cadenas y, por supuesto, armas.

"Fue una lucha por el poder interno y la caja", dijo con seguridad un industrial, conocedor de la disputa entre ambas organizaciones. El gremio de los trabajadores de la industria lechera es el mejor pago de la industria de la alimentación (consiguió subas del 200% desde la salida de la convertibilidad), y lo que está en juego hoy es el manejo de los fondos.

Los sindicatos de Rosario y Córdoba siempre discutieron la autoridad de la conducción nacional del gremio.

Esta vez lo demostró Rosario, desde donde no se dicen alineados en la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), rival de la CGT. En la CTA sólo ven con simpatía a los lecheros de Rosario. Nada más.

Vega aclaró a LA NACION: "La pelea no es por pertenecer a una u otra central, sino que no se tolera (la conducción nacional) que en Rosario decidamos los temas por asamblea y democráticamente".

Ponce no respondió a LA NACION y se reservó el descargo para la conferencia de prensa que dará hoy.

Vega no quiere conjeturar que haya estado el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, detrás de los incidentes. "Ponce vino por nosotros y no lo vamos a dejar." Los camioneros desmienten cualquier injerencia: "Siempre dicen pavadas", dijeron.

El fallo de la Corte que igualó la representación de los delegados gremiales no sería para Vega el motivo que desató la tragedia. "Aceptamos que la personería gremial la tenga Atilra. Igual tenemos independencia", se jactó Vega. ¿Finge o es sincero?

Protagonistas


HECTOR PONCE
Secretario general de Atilra

Conduce el gremio nacional de trabajadores de la industria láctea y está enrolado en la CGT que lidera el camionero Hugo Moyano.

VICTOR VEGA
Jefe de Atilra-Rosario

Está distanciado de la conducción nacional, se declara "independiente" y en Santa Fe se lo considera cercano a la CTA.

 

Por Luis Lauge.

Temas en esta nota

    Cargando...