El dólar se encamina a los $ 3,50 pese a que la demanda minorista está planchada

La divisa norteamericana todavía no encontró su techo. No hay tanta demanda, pero tampoco hay oferta. Los bonos vuelven a cobrar atractivo.

04deDiciembrede2008a las07:48

El volumen de negocios está en crisis. Los inversores dejaron de operar en todos los mercados -por diversas razones pero siempre con “el fantasma” del Gobierno detrás-. Por un lado, el volumen total operado en el mercado cambiario fue de u$s 263 millones -u$s 94 millones en el Siopel y u$s 169 millones en el MEC-, menos de la mitad de lo que se negocia en un día normal de actividad. Pero, aún así, el dólar logró ganar otro centavo y cerró en el segmento mayorista en $ 3,4080 para la compra y $ 3,41 para la venta. En tanto que el billete al público cerró en $ 3,39 comprador y $ 3,42 vendedor.

La falta de negocios en el circuito donde operan los grandes jugadores se debe en parte a la ausencia de vendedores: los exportadores no están liquidando sus divisas a la espera de mejores resultados -vale remarcar que los precios de commodities están por el piso-. A su vez, la demanda está retraída, y no precisamente de manera genuina. “Las restricciones oficiales siguen vigentes. Los llamados de intimidación para que los bancos retiren las órdenes de compras de las pantallas son moneda corriente”, denunciaba un cambista.

En este contexto, los operadores e inversores dudan. “Hay mucho malestar en el mercado. No sabemos porqué se apelan a estas medidas poco ortodoxas para calmar la demanda de dólares y no se usan herramientas propias del mercado, cuando en las arcas del Banco Central (BCRA) se registran cerca de u$s46.000 millones; monto suficiente para hacer frente cualquier desajuste. Hay algo que no cierra”, señalaban en una casa de bolsa.

Ayer, el organismo monetario vendió cerca de u$s30 millones que, según fuentes de la autoridad monetaria, más tarde fueron recomprados. En este orden, muchos se preguntan hasta dónde Martín Redrado, titular de la entidad, dejará subir al dólar. En el Central, en cambio, aseguran que “no hay valores establecidos pero que están mirando de cerca la caída de precios de las materias primas y las devaluaciones de países vecinos (ayer el real volvió a retroceder hasta 2,50 reales por dólar)”.

Por su parte, el Merval no tuvo mejor suerte que el mercado cambiario en términos de negocios, si bien avanzó un 1,93% hasta los 970 puntos. En acciones se operaron apenas por encima de $33 millones, un volumen equivalente al saldo que deja un día en el que Wall Street no opera por algún feriado. “Estamos viendo los efectos en primer lugar de la eliminación de las AFJP, principal motor del mercado, y por el otro, el vacío que dejó la reciente resolución de la Comisión Nacional de Valores (CNV) que demora, limita y de esta manera, traba las transferencias de títulos al exterior”, explicaron desde una sociedad de bolsa. En esta línea, papeles como Tenaris o Petrobras Brasil tuvieron un volumen muy por debajo de lo habitual, aunque siguieron concentrado los negocios. El primer papel, operó $12 millones, un 60% menos del promedio que negoció en noviembre, por ejemplo.

De esta manera, en el mercado aseguran que la falta de negocios en acciones beneficia, de algún modo, al mercado de renta fija. Y es que los títulos públicos están mostrando rentabilidades más que atractivas, sumado a que se despejaron los temores de un default, al menos en el corto plazo. No obstante, ayer los bonos cerraron mixtos. Los que más ganaron fueron los nominados en dólares. Dentro de las mayores subas se destacan las del Boden 2013 (3,45%) y el Descuento legislación extranjera (2,48%).

Con todo, en el mercado advirtieron que algunos organismos públicos estuvieron realizando compras puntuales de algunos papeles para apuntalar su precio. “Hay que tener en cuenta que ahora el Gobierno tiene una inmensa cartera con títulos y le conviene que se r

Temas en esta nota

    Cargando...