Cristina anunció un plan por $13.200 millones para impulsar la producción y una baja de cinco puntos en las retenciones de trigo y maíz

El dinero se destinará a la apertura de líneas de crédito para la industria, el comercio exterior y el consumo de electrodomésticos y autos; la Presidenta advirtió que sólo podrán acceder a los beneficios quienes no despidan personal; beneficios al campo.

Por
04deDiciembrede2008a las13:01

En la carrera para amortiguar los efectos de la crisis económica en la Argentina, Cristina Kirchner anunció hoy un amplio paquete de medidas, que incluye iniciativas para impulsar el consumo y la producción y un recorte en las retenciones a la exportación de trigo y maíz.

El primer plan, particularmente dirigido a la promoción del crédito para la industria y para la compra de autos y electrodomésticos, implicará una inversión total de 13.200 millones de pesos. La reducción en la tasa de exportación de los granos, de la que queda excluída la soja, asciende al 5 por ciento.

Condición. Durante un extenso acto en la quinta de Olivos, del que participó todo el gabinete, varios gobernadores y sindicalistas, entre ellos Hugo Moyano, la Presidenta condicionó el acceso a los beneficios anunciados a que los empresarios "se comprometan a mantener" a su personal, es decir, a no provocar despidos.

"Para poder acceder a cualquier linea de credito, cualquier empresa del sector que sea, va a ser imprescindible que aseguren que van a mantener a su personal. Nadie que constituya a los trabajadores en variable de ajuste va a poder acceder a este tipo de financiamiento. Lo importante es preservar el vínculo laboral", afirmó la jefa del Estado en la primera parte de su largo mensaje.

Además, Cristina Kirchner puso especial énfasis en que quedaran claros las metas de las medidas. "El objetivo es doble: lograr nuevos mercados de capitales que permitan mayor aceso al crédito a sectores productivos. Queremos apuntalar la restricción al credito producto del cierre de mercados, retomar la normalidad en el nivel de tasas", precisó.

Otra embestida. Por otra parte, como ya es habitual en sus últimos anuncios, la Presidenta inició el discurso con una seguidilla de duras críticas a consultoras y organismos internacionales por la crisis económica.

Tras enumerar indicadores macroeconómicos favorables de los últimos años, la jefa del Estado arremetió: "Estábamos dedicados a crecer cuando apareció el mundo y nos complicó. Esto nos obliga a anunciar un plan como este, que es absolutamente de contingencia, frente a la crisis que era impensable para las grandes calificadoras y analistas económicos. Pero sucedió, y nos obliga a funcionarios, a empresarios y trabajadores a articular esfuerzos".

Temas en esta nota

    Cargando...