Informe climático para la provincia de Entre Ríos

Un período de inestabilidad que se sostuvo entre el miércoles 26 y el lunes 1, afectó gran parte de la franja central de la región pampeana y el sur de la provincia de ER en particular.

04deDiciembrede2008a las16:26

Como queda claro en el mapa que muestra la distribución de precipitaciones de la última semana, los departamentos del sur y principalmente el delta, han sido los más beneficiados. Esta lengua más húmeda sube por el Uruguay hasta Colón.

En el mapa también es sencillo de apreciar el abrupto corte que tuvo la oferta de agua del centro para el norte de la provincia. Si bien el noreste de Villaguay constituye una excepción a este comportamiento, las diferencias entre el centro norte y el sur son muy marcadas.

La falta de agua sobre el centro norte de la provincia se condice con las magras precipitaciones que se vienen observando en el resto de la Mesopotamia y el sur de Brasil. La eficacia de los sistemas frontales disminuye ostensiblemente al llegar a este sector. La influencia negativa de la estructura vertical del sistema de alta presión, inhibe el desarrollo de la nubosidad o eventualmente desplaza hacia el este sudeste las celdas de tormenta. Eventualmente se observan zonas limitadas donde este efecto se ve morigerado, como en este caso, el noreste de Villaguay.

La dinámica de este tipo de estructuras atmosféricas suele generar separaciones muy marcadas de la oferta de agua, sin embargo es difícil establecer con certeza geográfica cual es la zona de transición. Esto es, bajo la misma situación próximos sistemas frontales pueden lograr alcanzar con mayor eficiencia el norte de la provincia o por el contrario quedar más atrasados sobre el sur.

El resto de la semana será seco, con aumento de temperatura.

El balance hídrico del primer metro de suelo continúa marcando una importante extensión de la sequía., habiéndose recompuesto de manera heterogénea una buena porción del sur provincial.

Las importantes precipitaciones recibidas sobre el este de Uruguay y las vecindades de Gualeguaychú, evidencian la gran demanda de agua que era necesaria para salir de la sequía y llegar a las reservas adecuadas. Más de 90 milímetros de lluvia fueron necesarios acumular para que la reserva tuviera un vuelco destacado. Al transitar las zonas agrícolas de los departamentos del sur entrerriano, los registros pluviales han sido satisfactorios. Sin embargo, los mismos no fueron suficientes como para lograr recuperar la humedad adecuada en el perfil de suelo. A pesar de ello, la situación actual se presenta como muy mejorada respecto de la semana anterior y por supuesto las recargas superficiales permiten retomar las labores de implantación.

Queda claro que el balance hídrico es un indicador más fidedigno que el mero seguimiento de las precipitaciones, ya que el mismo tiene una memoria más apropiada del comportamiento del sistema a lo largo del mes. En muchas localidades del sur de la provincia con este último evento, las marcas pluviales se acercan a los valores normales o incluso la superan. El balance hídrico tiene en cuenta el déficit que se ha venido acumulando a lo largo del mes y su respuesta evidencia que, a pesar de las mejoras, queda latente una situación donde la disponibilidad de humedad es ajustada.

Es posible que durante los primeros diez días de diciembre, la humedad nuevamente experimente un retroceso. La segunda quincena del mes puede tener mayor potencial pluvial.

CONSIDERACIONES DEL CLIMA EN ENTRE RIOS

Sin dudas que el contenido del informe SEMANAL refleja muy bien la situación tanto de lluvias como de reservas de agua en el suelo que al presente tiene la Provincia de Entre Ríos.

Las últimas lluvias beneficiaron fundamentalmente a la zona

Temas en esta nota

    Cargando...