En medio de las complicaciones por el paro, YPF anuncia que se abrirán 75 estaciones de servicio

La petrolera revirtió su decisión de mantener cerradas las bocas de expendio en Capital y la provincia; consultadas por lanacion.com, empresas de radio advirtieron sobre las dificultades para la circulación de taxis; trastornos en el tránsito cerca de las playas que atienden al público.

05deDiciembrede2008a las16:48

En medio de la complicada jornada por el paro, la petrolera YPF, que había decidido cerrar sus estaciones para proteger a sus trabajadores, decidió abrir 75 estaciones de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Así lo confirmaron a lanacion.com fuentes de la empresa.

Esta madrugada las estaciones de bandera permanecían cerradas, acompañando al paro de estacioneros y empleados. El fundamento de mantener las puertas cerradas pasaba por prevenir cualquier amenaza a la integridad física de los trabajadores. Ese principio, que solía ser parte de la mecánica habitual de la petrolera en estos casos, fue revertido pasado este mediodía.

El empresario Enrique Esquenazi, cercano al Gobierno, es propietario, desde el año pasado, gran parte del paquete accionario de la petrolera.

La nueva orden fue abrir un total de 75 bocas de expendio en la ciudad de Buenos Aires y el territorio bonaerense. Ahora, dijeron desde la empresa, se está reforzando la seguridad en esas bocas de expendio "para evitar incidentes" por efecto de una posible presión sindical.

Más temprano, las tres entidades que nuclean a los empresarios del sector de expendio de combustible, aseguraron que el acatamiento al paro supera el 95%.

La medida, que afecta gravemente el normal suministro de combustible por el alto acatamiento, y que es convocada tanto por empresarios como por trabajadores, tiene tres reclamos fundamentales: la búsqueda de un nivel adecuado de rentabilidad, el pedido de un abastecimiento total, y la protección de las fuentes laborales.

Trastornos. Las largas colas en las estaciones de servicio que siguen suministrando nafta constituyen la postal de las últimas horas. Por ejemplo, en Tagle y Libertador, cerca del mediodía había un gran embotellamiento debido a la gran afluencia de vehículos en el lugar, lo que provocaba importantes trastornos en el tránsito.

Complicaciones en el transporte. El paro que llevan adelante los estacioneros tiene sus efectos colaterales: con el correr de las horas habrá menos taxis por la falta de combustible.

"Tuvimos que cancelar casi todos los autos", contó resignado un operador telefónico de la empresa VIA data a lanacion.com. "Diariamente tenemos una flota de taxis de entre 95 y 105 vehículos, pero hoy por el paro estamos trabajando sólo con 10 autos", agregó.

"Estamos recibiendo viajes cortos y para autos que están en la zona, pero la situación no se sostiene mucho tiempo más, porque los vehículos, que muchos de ellos circulan en doble turno, durante la mañana utilizaron el combustible que les quedaba desde anoche", aseguró.

Por su parte, una operadora del empresa Radio Taxi Ciudad aseguró que están con "muchísima demora y una importante baja en la cantidad de móviles". "Estamos tomando los viajes con precaución para no quedar mal, porque los autos no van a poder circular mucho tiempo más", dijo. En la compañía Radio Taxi Llamenos, en tanto, confirmaron "importantes demoras en los servicios".

"Cada hora que pasa van a ir quedando menos taxis, y a última hora el panorama va a ser cada vez peor", expresó, por su parte, José Ibarra, secretario general del sindicato de conductores de taxis. El funcionario admitió, al mismo tiempo, que "la situación en la ciudad es muy complicada debido al alto acatamiento de la medida".

"Un gran porcentaje de los taxis circula exclusivamente por la ciudad, y eso encima agrava la situación, porque el consumo se agranda", explicó, y se lamentó al decir que por quedar como rehenes de un conflicto exter

Temas en esta nota

    Cargando...