Cae más la soja y la cosecha ya vale $ 23.840 millones menos

Retrocedió 8,6% en la semana; según la Rural, el valor de la producción total bajó 34%.

06deDiciembrede2008a las08:19

Como si cayera por un tobogán sin fin, la soja, el principal cultivo de la Argentina, sigue barranca abajo: ayer cerró en 640 pesos por tonelada la mercadería disponible en Rosario, y ya se ubica en el mismo valor de hace un año y medio. Exactamente, la oleaginosa marcó ese precio el 2 de julio de 2007. Desde los 1163 pesos por tonelada que había alcanzado el 6 de febrero pasado, en lo que va del año perdió prácticamente la mitad de su cotización.

Sólo esta semana, según un estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario, el grano cerró con un resultado negativo del 8,6 por ciento, que se suma al 7% de pérdida acumulada en noviembre. En líneas generales, la soja y los otros granos siguen bailando al ritmo de la debacle financiera global y la caída del petróleo. Con su cierre de ayer, en 41,60 dólares, el barril registra un retroceso del 71,4 por ciento versus el máximo de US$ 145,20 del 3 de julio pasado. Señal de que el clima externo influye, en Chicago la soja cerró ayer en 287,89 dólares, 11,27 por ciento por debajo del viernes de la semana pasada.

Cada nueva baja es un dolor de cabeza extra para los productores y una caja de Pandora para los especialistas, que no coinciden en si el mercado está o no cerca de su piso. "Seguimos con una clara tendencia negativa", expresó Alicia Urricariet, del Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina. "Se necesita que el esquema financiero mundial y la debilidad del petróleo se estabilicen", agregó Ricardo Baccarin, de la corredora Panagrícola.

Gustavo López, de Agritrend, consideró que el mercado habría tocado su piso. "Creo que debería estar en el piso y rebotar", comentó. Igual, se mostró preocupado porque el valor de la nueva cosecha perforó los 200 dólares la tonelada. Ayer, los compradores ofrecieron US$ 178 dólares por la producción de 2009, US$ 18 menos que al término de la semana última.

Con una baja de precios que ronda el 50% y una cosecha que, con unos 87 millones de toneladas, será 10 millones inferior a la campaña pasada, el campo se prepara para perder mucha plata. Según la Rural, el valor de toda la producción, que superó los 70.840 millones de pesos en el ciclo pasado, ahora será de poco más de 47.000 millones. Se trata de una disminución del 34% o 23.840 millones de pesos, lo que significa casi dos veces el plan de la presidenta Cristina Kirchner para evitar la recesión.

Todo para atrás
Después de diez años de una suba constante en el área total sembrada, por primera vez se frena esa tendencia y ahora caerá un 4% en relación con el nivel histórico de 32,1 millones de hectáreas del ciclo pasado. "Se está dando un decrecimiento", dijo Ernesto Ambrosetti, economista de la Rural. Por el nuevo escenario también perderá el Estado, que recaudará menos por retenciones.

De captar 34.600 millones de pesos por la última campaña, ahora podría obtener 21.000 millones de pesos, o sea, 13.600 millones menos. Es casi lo que el Gobierno espera conseguir del flujo anual de aportes a las ex AFJP.

Hoy, los productores no paran de hacer cuentas, que sobre todo a los arrendatarios les dan en rojo por subas de los costos y la baja en los precios. Guillermo Aiello, de 3-El Semillas, explicó que en la zona núcleo los arrendatarios de tierras pasaron de ganar unos US$ 225 por hectárea en la campaña 2007/2008 a perder US$ 227,79 dólares por hectárea.

Para agregar más nerviosismo, según la Bolsa de Comercio de Rosario "localmente la exportación está ausente de la plaza". "Apenas 110.000 t de soja están programadas para la carga en todas las terminales graneleras del país entre el 2 y el 24 de diciembre; el año pasado se despachaba el doble.

La carga de aceite de soja en buques entre el 2 y el 24 de diciembre sería de 97

Temas en esta nota

    Cargando...