Se reducen los planes de contratación de personal

El sector fabril está entre los más afectados, según una encuesta.

09deDiciembrede2008a las07:30

Lastimadas por la desaceleración general de la actividad económica -e incluso por la caída sufrida en algunos sectores específicos-, las expectativas de creación de empleo se redujeron de manera muy significativa en las empresas.

El 17% de los empleadores cree que aumentará sus dotaciones durante el primer trimestre del año próximo, en tanto que el 9% prevé una disminución. Así, la "expectativa neta" de empleo (diferencia entre el porcentaje de empresas optimistas y el de empleadores pesimistas) se ubica en el 8%. Un año atrás, ese mismo indicador era del 36 por ciento: por ese entonces un 39% planificaba nuevas contrataciones y un 3% analizaba reducir sus plantillas.

Los datos surgen de una encuesta hecha en 800 empresas argentinas por la consultora Manpower. Se trata del capítulo local de un relevamiento trimestral mundial, que marcó esta vez un escenario de expectativas muy preocupantes, sobre todo en los países europeos (ver aparte).

En el caso argentino, el dato mantiene un signo positivo. "Pero una caída de 28 puntos respecto de 2008 es muy fuerte", analizó Alfredo Fagalde, director general de Manpower Argentina. El directivo advirtió, por otra parte, que, por lo general, las empresas planifican con cierta anticipación si van a contratar más personal, pero no se manejan los mismos tiempos para las bajas de personal, que son decididas más sobre la marcha. "No hay tanta proyección sobre las caídas de las dotaciones", señaló Fagalde. Desde ese punto de vista, sería probable que el dato de expectativas fuera más optimista en relación con lo que terminaría mostrando la vida real.

Una mirada a los resultados de la encuesta a lo largo de 2008 muestra que las empresas fueron reduciendo su optimismo progresivamente. Para el segundo trimestre, la expectativa neta de empleo había sido del 32% y para el tercer trimestre, del 25%. Y el índice cayó al 19% cuando la consulta se refirió a lo que ocurrirá en el trimestre en curso.

La encuesta, que interroga sobre las proyecciones para el período de enero a marzo de 2009, fue hecha en los últimos días de octubre, antes de que se acentuara la sensación de estar cerca de una crisis. Entre noviembre y este mes, esa visión se profundizó hasta tal punto que el Gobierno comenzó a anunciar medidas para contrarrestar el freno sufrido por la actividad, un dato que hasta entonces venía siendo desestimado desde el oficialismo.

La industria, complicada
Los resultados de las encuestas previas marcan que, antes de las esquirlas de la crisis internacional, ya había factores internos que encendían luces de alerta, como el alza de los costos de los insumos para algunas actividades. En la industria, por ejemplo, el indicador tuvo su cuarta caída consecutiva, aunque las bajas anteriores no habían sido tan bruscas. La expectativa neta de empleo para el primer cuarto de 2009 es del 3% -ese nivel entra en el margen de error estadístico-, mientras que un año atrás había sido del 36% y en el trimestre anterior, del 19. Entre las actividades con índices más preocupantes están también la agricultura (2%) y el comercio (3%).

Hubo una baja más moderada del optimismo en el área de transporte y servicios públicos (la expectativa neta de empleo fue del 18%); minería y construcción, el 15%, y la administración pública y la educación, el 15%. En el sector financiero, el indicador arrojó un 8%, 23 puntos por debajo en relación con lo relevado por Manpower un año atrás.

En el área metropolitana (la Capital Federal y el conurbano bonaerense), donde la expectativa neta es del 10%, los empresarios parecen más optimistas que sus pares del interior. En el Nordeste, por caso, el índice dio cero. "Las economías regionales se muestran más influidas por el contexto económico", sostuvo Fagalde, t

Temas en esta nota

    Cargando...