Con controles reforzados, el dólar hizo una pausa:se busca enfriar los ánimos del mercado minorista

Con la demanda intervenida, el BCRA logra con muy poco contener el tipo de cambio. Ayer vendió cerca de u$s 60 millones y el dólar mayorista cedió tres centavos. Sin embargo, afirman que el público sigue comprando.

Por
10deDiciembrede2008a las07:40

Un poco de contexto internacional y un regreso más intensivo de los controles en las mesas de bancos y agencias de cambio permitieron que el dólar haga una pausa en la suba paulatina pero ininterrumpida de los últimos catorce días, que redundaron en una apreciación de 12 centavos.

El precio de los commodities repuntó, apuntalado por el mejor clima de Wall Street, mientras que hubo un retroceso del dólar a nivel regional. De esta manera, la divisa norteamericana en el circuito mayorista logró retroceder más de tres centavos, cerrando a $ 3,434 para la compra y $ 3,435 para la venta. En tanto, en las pizarras de la city el billete acompañó la baja, cediendo un centavo para cerrar en $ 3,43 comprador y $ 3,46 vendedor.

No obstante, en el mercado aseguran que este retroceso “de ninguna manera” se trata de un cambio de tendencia. “No creo que el Banco Central (BCRA) esté cómodo en valores por debajo de los $ 3,40, pero está haciendo una pausa para que no se disparen las compras del público. Sin embargo, la demanda minorista continúa”, dijeron en un banco. Los cambistas aseguraron que el descenso de ayer tiene que ver más con un refuerzo de los controles por parte de la autoridad monetaria. “No te dejan operar. Los llamados no cesan, pero esta vez se dieron con mayor intensidad para que saquemos las órdenes de compras de nuestros clientes de las pantallas”, denunció un operador. De este modo, se retrae la demanda y en un mercado de operaciones tan chico –ayer se negociaron apenas u$s 278 millones entre el MAE y el MEC– cualquier venta ejerce presión a la baja del tipo de cambio. En rigor, ayer el BCRA vendió cerca de

u$s 60 millones en el spot, aunque desde la entidad hablaron de un saldo neutro. “Las reservas crecieron u$s 20 millones y en parte se debió a las recompras que se efectuaron en el mercado cambiario”, dijeron fuentes del ente oficial.

En la misma línea, en el mercado aseguraron que ahora se sumaron presiones al sector exportador para que empiecen a liquidar sus dólares y de esta manera reforzar la oferta que hace más de dos semanas que se encuentra desierta, por lo que el Central debe suplir ese “vacío” perdiendo reservas. Por eso, ayer sobre el final de la rueda aparecieron, aunque no en forma masiva, las divisas de la exportación. “Ayer se vieron algunas ventas de los exportadores. Los están llamando a ellos también, por lo que tal vez en la semana veamos reanudar algo de la oferta”, declararon en un banco.

Y es que la preocupación de Martín Redrado, presidente de la entidad monetaria, es una sola: que la demanda del público se descontrole, que se retiren pesos de los bancos y que así las tasas suban. Pero además su inquietud se centra en la fuga de divisas al exterior. En este sentido, ayer la autoridad monetaria, tal como adelantó este diario, sacó el comunicado “A” 4882, en la que reafirma lo establecido por la Comisión Nacional de Valores (CNV) jornadas atrás, de mantener durante 72 horas las acciones en Caja de Valores antes de poder transferirlas a otra depositaria. “Es una manera de reforzar los controles del contado con liquidación. Como para que no queden dudas en ningún sector del mercado”, confiaba un cambista.

Por Dolores Ayerra.

Temas en esta nota

    Cargando...