El agro, dispuesto a frenar la crisis

Con medidas adecuadas, el sector ayudaría a evitar una recesión, aseguran los productores.

12deDiciembrede2008a las07:15

En medio de los reclamos de más federalismo y distribución de recursos para el interior, y que se bajen o eliminen retenciones para contrarrestar la caída de los precios internacionales, esta semana el agro envió un mensaje al Gobierno nacional tras la sucesión de anuncios "anti crisis": los problemas se agudizarán en los próximos meses y la recesión golpeará al país si esas medidas no tienen en cuenta al sector agropecuario.

"La Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) no ha mirado al interior. El campo es el motor para salir de esta crisis", advirtió Agustín Pizzichini, de la FAA, uno de los integrantes de la mesa de enlace provincial que hoy, a las 11, estará en la audiencia agendada por el gobernador Juan Schiaretti para escuchar a los productores.

"Nuestras filiales nos piden que el gobernador no sólo se fije en los problemas que tienen las automotrices para mantener los empleos, sino también en las metalúrgicas del interior, que sufren la caída de la demanda y de las inversiones del agro", dijo Pizzichini a La Voz del Campo el miércoles durante una de las jornadas de protesta que concretó el sector en coincidencia con el primer año de gestión de Cristina y los 25 años del retorno a la democracia.

El interior, golpeado. Eduardo Baudo, titular de la Asociación Centro Agropecuario Regional de Las Varillas, mencionó que las fábricas de maquinarias "tienen trabajo hasta fin de año, en razón de que sus ventas cayeron 60 por ciento y se concretaron muy pocas operaciones después de la resolución 125".

En otros rubros, las queserías chicas que predominan en la zona "atraviesan momentos difíciles, ofrecen pagar 75 centavos por litro al productor lechero y no saben dónde colocar los quesos".

Sobre las medidas anunciadas por el Gobierno nacional también fue consultado Delfor Maldonado, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Delfor Maldonado. Al igual que Pizzichini, opinó que los anuncios domésticos frente a la crisis internacional "están destinados a la industria automotriz, al consumo urbano, pero no a resolver los problemas de los pueblos del interior que viven del complejo lácteo, granario, cárnico y, fundamentalmente, de la agroindustria".

"Entonces, me parece que sobre esto tenemos que estar trabajando a futuro. Con el Gobierno de la Provincia tenemos un buen diálogo, pero necesitamos que exprese con claridad la problemática que tiene el campo", explicó.

Antes que una rebaja, consideró Maldonado que las retenciones sobre la soja deberían ser eliminadas. "El sector hoy no tiene rentabilidad en trigo ni en maíz, y en soja ha llegado a su piso; hay un punto de equilibrio y hoy se necesitan 26 quintales de soja en campo arrendado para estar en ese punto de equilibrio", dijo.

Otros precios relativos. Marco Giraudo, de Coninagro, otro de los integrantes de la mesa de enlace provincial, hizo el siguiente análisis: el sector agrícola inició la actual campaña con valores muy altos de los insumos y deberá recuperar esa inversión con márgenes muy pequeños. "Esta historia ya la vivimos: nos descapitalizamos, después nos endeudamos y después nos fundimos. No queremos llegar a esa situación", advirtió.

Respecto de cómo enfrentar la crisis y una recesión económica en 2009, Giraudo dijo que una de las posibilidades es que se inyecte dinero a la sociedad a través del sector agropecuario, que aún cuenta con liquidez, especialmente con los stocks de soja de la cosecha 2007/2008, pero que la libera con cuentagotas debido a la falta se señales claras en la política interna.

"El productor ha cerrado las inversiones; si hubiera una baja en las retenciones a la soja, ese proceso comenzaría a revertirse y eso generaría flujo de dinero", señaló Giraudo.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota

Seguí leyendo