Analizan nuevas medidas para el agro

Estudian bajar 5% las retenciones al girasol.

Por
15deDiciembrede2008a las07:44

Después de bajar 5% las retenciones a las exportaciones de trigo y de maíz, el Gobierno estaría analizando  reducir entre cuatro y cinco puntos los derechos del girasol, hoy en el 32%, y aceptaría flexibilizar el rígido control a las exportaciones de carne.

Fuentes con llegada a la Secretaría de Agricultura, que conduce Carlos Cheppi, dieron crédito a ambas noticias.

Y también un sector de la producción. Respecto del girasol, la baja de las retenciones sería anunciada en el corto plazo y buscaría aliviar a los productores que hoy enfrentan una difícil situación: desde marzo hasta la fecha el precio de este grano cayó desde $ 1400 a menos de 550 la tonelada, por lo que perdió más del 60% del valor.

Para complicar las cosas, la campaña no viene bien: hay 2,1 millones de hectáreas sembradas, que representan 700.000 hectáreas menos que en 2007, cuando a principios de año se esperaba una suba del 8% del área sembrada.

"Nos dijeron [desde el Gobierno] que la rebaja está en estudio para ser anunciada", precisó una fuente de la producción. LA NACION no pudo corroborar esta versión en la cartera agrícola. No obstante ello, en una reunión que tuvo con el Frente Agropecuario Nacional (FAN), Cheppi habría admitido la posibilidad de un cambio de la alícuota. Esta probabilidad fue destacada por Horacio Delguy, presidente del FAN, que asistió al encuentro.

En la conversación se tocó el tema retenciones y se habló del girasol. En ese sentido, Cheppi expresó que estaba en estudio una modificación de los derechos en el corto plazo, contó Delguy, quien consideró que el cultivo necesita una baja de retenciones.

"La supuesta baja de retenciones significaría un cambio de tendencia en las medidas del Gobierno, pero no tiene ningún significado económico", consideró por otro lado el presidente de la Asociación Argentina de Girasol (Asagir), Luis González Victorica.

De acuerdo con sus cuentas, con un precio de 170 dólares la tonelada y los costos en alza, la baja sólo significaría una mejora del ingreso al productor de 50 dólares la hectárea. "Con estos precios y retenciones del 32 por ciento, los productores estamos en una situación de quebranto. Aun en campo propio, no quedan utilidades", dijo González Victorica. Además alertó: "Si la situación sigue así la Argentina perderá su liderazgo en producción de girasol".

Carnes
Además, el Gobierno también estaría evaluando una flexibilización en el comercio de carnes, en virtud de la drástica caída de la hacienda en los últimos meses, con bajas superiores al 20% y valores de exportación en picada en algunas categorías.

En paralelo a la eventual modificación de los derechos para el girasol, según Delguy, Cheppi se habría mostrado favorable a alguna medida para la carne. "No habló de una medida, pero dijo que se está estudiando una posibilidad cierta de flexibilizar la comercialización y la exportación", dijo Delguy.

En este contexto, ayer en declaraciones a Radio 10 el presidente del frigorífico Quickfood (uno de los más grandes del país), Luis Bameule, se quejó de la situación por la que atraviesa esa industria. "Estamos cargados de stocks y con dificultades de venta", comentó.

Sobre la intención de la presidenta Cristina Kirchner de fomentar las exportaciones de carne a Rusia, calificó la situación de "casi grotesca". Según Bameule, "Rusia nos estuvo demandando carne en los últimos años, cuando se frenaron embarques. Hubo meses enteros en que no se podía exportar".

Por Fernando Bertello.

Temas en esta nota

    Cargando...