No habrá ajustes en aranceles comunes

El Mercosur no quiere aparecer como un bloque proteccionista; polémica por las retenciones.

Por
15deDiciembrede2008a las08:00

En la cumbre del Mercosur finalmente no se votará la suba del arancel externo común contra importaciones de lácteos -a pedido de Brasil-, hilados, mochilas y muebles -por petición de la Argentina-, que iba a resguardar las industrias locales ante la crisis internacional, según adelantó el subsecretario de Integración Económica, Eduardo Sigal.

El bloque no quiere quedar como proteccionista después de que en la reunión del G-20 abogaron por las barreras al comercio como solución a la crisis mundial y en favor de la Ronda de Doha.

Una polémica que se reavivará en el Mercosur será la de las retenciones argentinas a la exportación. El Gobierno de Cristina Kirchner planteó en la cumbre de Tucumán, en julio, que el futuro código aduanero del bloque exprese el derecho de cada país a aplicar retenciones. El Uruguay de Tabaré Vázquez reclamó que el código las regulara. Brasil, aunque también critica que se apliquen derechos a exportaciones dentro de la unión aduanera, propuso zanjar la cuestión quitando el tema del código y dejándolo librado a las legislaciones de cada país, pero la Argentina quiere que el asunto quede consagrado en el texto para evitar eventuales litigios. Si el asunto se resuelve podrá aprobarse el código aduanero común.

Uno de los logros de la cumbre será la firma de un acuerdo de liberalización parcial del comercio entre el Mercosur y la Unión Aduanera de Africa del Sur (integrado por Sudáfrica, Botswana, Swazilandia, Lesotho y Namibia). El Mercosur reducirá los aranceles de 1000 productos (ninguno sensible a las producciones locales) y Africa del Sur, otros tantos. Ni el bloque africano abrirá su mercado agropecuario; ni el sudamericano, el textil. En el gobierno de Néstor Kirchner se había rubricado un tratado Mercosur-Africa del Sur con menos artículos, pero debió revisarse por pedido de los socios de Sudáfrica.

Otro resultado de la reunión es que se creará un fondo de garantías para que las pymes interesadas en asociarse con otras de la región puedan acceder a créditos. Además, la Argentina logrará que se prorrogue tal vez por dos años el arancel 0% a la importación de maquinaria de fuera del Mercosur, en lo que constituye un gesto de Brasil.

Otro grano de arena de Brasil para contentar a sus socios será que hará aportes voluntarios al Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur, con el que se financian proyectos de Paraguay y Uruguay.

No se creará una comisión de monitoreo del comercio "intra-" y "extra-Mercosur", como proponía la Argentina para coordinar esfuerzos en las investigaciones contra dumping y daños de importaciones de fuera del bloque, pero esa cooperación ya está haciéndose en la comisión bilateral con Brasil.

En cuanto a la reforma institucional del Mercosur, Sigal explicó que la Comisión de Representantes Permanentes, que preside Carlos "Chacho" Alvarez y que cuenta con pocas atribuciones, no dejará de existir este año, como estaba previsto, sino que sobrevivirá durante 2009 y para 2010 se prevé su sustitución por una secretaría general con más funciones ejecutivas.

En la cumbre del Grupo de Río se concretará la reincorporación de Cuba, con la presencia de su presidente, Raúl Castro.

Temas en esta nota

Seguí leyendo