Precios y retenciones conspiran contra la previsibilidad de la producción

El anuncio de la disminución de cinco puntos porcentuales en las retenciones del maíz y trigo, un plan “Plus“ para alentar su cultivo y las bajas cotizaciones de las materias primas conspiran contra la previsibilidad de la producción.

Por
15deDiciembrede2008a las12:53

Mientras se aguarda la oficialización de la baja a 23 por ciento de las alícuotas del trigo, y al 20 por ciento las de maíz, el debate se acentúa y aparecen conclusiones bastante significativas.

Carlos Echepare, analista granario, opina que las medidas implican un “regreso a la tablita de la Resolución 125” pero en condiciones más deplorables. “Respecto del trigo, hoy estaríamos en el 20 por ciento de acuerdo con el sistema de alícuotas móviles, pero como ahora están fijadas en el 23 por ciento, se pagará más”, sostuvo.

Pero lo que realmente alarma a la cadena productiva es que el plan Plus que marca un camino de “asociativismo” para conseguir “cero retenciones”.
El “Plus” implica que por cada millón más de toneladas de trigo o de maíz que se produzcan, las retenciones respectivas (23 y 20 por ciento) bajen un punto porcentual.
Respecto del maíz, se deben conseguir unos 35 millones de toneladas a partir de la implantación de unas 5.5 millones de hectáreas, y 36 millones de toneladas de trigo en base a unas 13 millones de hectáreas.

Semejante nivel de producción obliga a que todos los productores acuerden sembrar más trigo y maíz y acentuar la inversión en tecnología a fin de asegurarse buenos rendimientos.
Si el factor clima juega una mala pasada provocará endeudamiento a esos productores que tendrán rindes bajos y altas retenciones que no habrán disminuido.

Lo más preocupante del sistema que entrará en vigencia cuando sea publicado en el Boletín Oficial es que no hay previsibilidad porque las retenciones se encuentran atadas al volumen cosechado, sostienen los especialistas consultados.

CAÍDA DE PRECIOS. Mientras el fenómeno climático de La Niña continúa, a pesar de los pronósticos y la sequía sigue siendo un fantasma que se cierne sobre los cultivos, a nivel internacional las estadísticas marcan requerimientos récord de materia prima.
“Entre trigo, maíz y soja se proyecta un volumen de demanda para la campaña 2009 del orden de los 1.680 millones de toneladas, un nuevo nivel histórico”, dijo Pablo Adreani, de la consultora Agripac.

En la Argentina los precios locales de los commodities son cada vez menos arrastrados por la referencia del mercado de Chicago (CBOT), porque está confirmado que cuando los precios de la soja suben, baja la cotización del dólar, una relación que hace más complejo el comportamiento granario.

En rigor, la idea del asociativismo ya se concretó en algunas zonas de la región pampeana. De manera espontánea, los dueños de campos acordaron con los contratistas rurales, cedieron hectáreas, arreglaron costos de servicios y comparten contingencias.

La tendencia, advierten, será más fuerte todavía el año próximo al igual que la renegociación de los arrendamientos, ya que los alquileres quedaron por encima de las posibilidades reales debido a la baja de casi el 50 por ciento en el precio de los commodities agrícolas durante el último año.
 
Por Matilde Fierro.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota

Seguí leyendo