Tamberos reclaman la regularización de pagos por parte de la industria

El viernes tendrán una asamblea en la Sociedad Rural de Villa María, cuya cuenca lechera es una de las más afectadas: lejos del peso prometido, a las pymes queseras no llegan a pagarles 70 centavos.

Por
16deDiciembrede2008a las07:15

La Sociedad Rural de Villa María será sede este viernes de una asamblea nacional de productores lecheros, en demanda de medidas urgentes por parte del Gobierno nacional para poner término a una falta de rentabilidad que está empujando al cierre a cada vez más tambos de la región.

La convocatoria fue formulada por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias Regional Córdoba y las entidades vinculadas con la producción láctea, quienes hicieron extensiva la invitación a comerciantes e industriales que integran la cadena láctea, a los productores agropecuarios en general, a las fuerzas vivas y a los representantes políticos.

La finalidad del encuentro, que se desarrollará desde las 10 del viernes en la Rural villamariense, es analizar la grave situación por la que atraviesan los productores lácteos, formular propuestas y reclamar del Gobierno nacional la implementación de políticas que alienten la inversión y de reglas claras y estables que den sustento a la actividad.

Ricardo Osella, de la Mesa de Lechería de Cartez, dijo a PUNTAL que la situación de falta de rentabilidad que sufren los productores lecheros se complica aún más con el sobrestock que tienen las pymes queseras. “Son pequeñas empresas que, si reciben la leche, no se sabe cuándo ni a cuánto la pagarán, lo que pone en una situación muy difícil a los productores. Que ya no te reciban la leche es lo peor que puede pasarle a un tambero, porque directamente hay que tirarla, pero a las vacas hay que ordeñarlas todos los días”, dijo el ex presidente de Cartez.

Destacó, por otra parte, que muy distinta es la situación de las grandes empresas lácteas, que tienen posibilidades de exportar. Y mencionó el caso de La Serenísima que, según le comentó su titular, Pascual Mastellone, ha concretado una exportación por 12 mil a 15 mil toneladas de leche en polvo y además está esperando que el Gobierno le pague 30 millones de pesos de subsidios por varios meses de este año, ya vencidos.

“Con la leche en polvo a 2 mil dólares la tonelada y lo que le debe el Gobierno, esa empresa puede capear el temporal, pero las pymes que no pueden exportar y no reciben subsidios, están en graves problemas”, concluyó Ricardo Osella.

Temas en esta nota

Seguí leyendo