El maíz comandó una nueva alza de las materias primas

El grano ganó en Chicago 5,22% y tuvo el mejor precio desde mediados de octubre. A nivel local, hubo subas de hasta 4%. La soja repunta menos, pero se acerca a u$s 320.

Por
17deDiciembrede2008a las07:15

Con la nueva baja del dólar contra el euro y a pesar del derrumbe del petróleo –que ayer perdió otros 2% y terminó en u$s 43,60 el barril–, el maíz volvió a impulsar las operaciones de los commodities agropecuarios en Chicago. Por tercera jornada consecutiva, las preocupaciones por la oferta mundial futura de mediano y largo plazo hicieron que los inversores optaran por coberturas para los contratos con vencimiento más cercano y aquellos correspondientes a las fechas de cosecha del grano en el hemisferio norte. Así el maíz con entrega en marzo próximo cerró a u$s 155,1 por tonelada, una mejora de 5,22% y que posicionó a ese contrato en los mejores valores desde mediados de octubre pasado.

La mejora contagió al trigo, que ganó 4,6%, para ubicarse apenas centavos por debajo de u$s 200 la tonelada en Chicago. La suba de la soja fue mucho más moderada, de 1,6%, para terminar el contrato con entrega en marzo a u$s 317,1 por cada mil kilogramos.

El repunte externo tuvo su correlato en los mercados locales. En Rosario, la soja disponible ganó 3,54% hasta $ 730 por tonelada, el maíz mejoró en esa plaza 3,7%, para cerrar en $ 280 y el trigo subió 1,26%. Para las posiciones de la nueva cosecha, la soja con entrega en mayo sumó 1,46%, a u$s 208 en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba). El maíz, en tanto, con entrega en abril terminó 3,51% positivo, a u$s 106,1 la tonelada.

En las últimas cuatro ruedas en Chicago, las coberturas de corto plazo en el maíz, y también en el trigo porque con la baja del dólar hace más competitivas las exportaciones estadounidenses de esos commodities, en momentos en que apenas hace menos de 10 días tocaron mínimos de año. Sin embargo, las preocupaciones porque en Estados Unidos los agricultores prevén implantar desde abril 4,6% menos hectáreas con el grano, frente al año pasado, se sumaron en las últimas horas pronósticos desfavorables para los plantíos de la actual campaña y de la próxima en América del Sur. En ese sentido, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires alertó que, si bien se esperan algunas lluvias para el próximo mes, gran parte del maíz y la soja sembrados pueden atravesar febrero y marzo –etapa crítica para ambos cultivos– con un clima sumamente irregular y temperaturas por encima de las normales, lo que perjudicará aún más los rindes ya comprometidos por la seca hasta noviembre. Además, indica que las perspectivas serán más desfavorables para la próxima siembra de maíz –septiembre/octubre del año próximo– como consecuencia de que se espera una sequía aun mayor que la actual por efecto de “La Niña”.

Por Paula López.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota

Seguí leyendo