"Si el Gobierno no revierte la crisis del campo, 2009 será muy convulsionado"

El referente de Entre Ríos exigió al gobernador José Alperovich que defienda la autonomía de la provincia. El líder de Federación Agraria remarcó que, por fidelidad política, los distritos del interior están entregando su patrimonio.

Por
17deDiciembrede2008a las07:45

“Me gusta como habla. Alfredo nos sacó del olvido y explicó lo que nos pasaba porque nadie nos comprendía”. Macarena tiene tan sólo 16 años, pero se atreve a opinar como productora. Junto con Micaela (14), Dana (13) y Solana (13), todas de familias agropecuarias, saltaron de alegría luego de saludar y sacarse una foto con su ídolo: Alfredo de Angeli, el símbolo de la lucha entre el campo y el Gobierno.

El presidente de la Federación Agraria de Entre Ríos, le habló ayer a las familias ruralistas que se acercaron a la plaza Independencia para escucharlo. No fue un acto masivo como aquellos que se hicieron en pleno período de conflicto; pero los 15 minutos de discurso le alcanzaron a De Angeli para componer un discurso a la tucumana y cantarle las 40 al gobernador, José Alperovich, quien -junto con algunos colaboradores- lo escuchó algunos minutos desde su despacho del primer piso de la Casa de Gobierno. Sobre la visita de De Angeli, Alperovich dijo: “me parece bárbaro. Es un señor que viene a hacer un reclamo genuino y estamos en democracia”. “Al gobernador le pido que se ponga al frente de la lucha de su pueblo. Que defienda el federalismo y la autonomía de la provincia”, arengó De Angeli.

El dirigente entrerriano ingresó al corazón de la ciudad caminando por la calle 25 de Mayo. “Es menos gordo de lo que se lo ve por televisión”, comentó una señora que lo paró y lo saludó. Pese a renegar por el calor, De Angeli no dejó su sonrisa, esa que se amplió cuando llegó a la plaza y se subió al escenario y la gente coreaba ¡Alfredo!¡Alfredo!
“Me sentí un tucumano más cuando caminaba por estas calles”, dijo el referente, luego de ser presentado por el dirigente local, Juan Casañas. De Angeli apuntó que había advertido sobre el saqueo del Gobierno central a las provincias días después de iniciarse el conflicto por las retenciones móviles al agro (“es lo más injusto que hay”, definió De Angeli), el 11 de marzo pasado. “Los gobernadores están entregando el rico patrimonio de las provincias a causa del federalismo unitario”, indicó. “No nos hicieron caso y ahora los gobernadores tienen que ir de rodillas a pedirle fondos (al Gobierno nacional)”, acotó.

Según el dirigente entrerriano, el Gobierno central quiere empobrecer a la sociedad para dominar al pueblo. “Queremos provincias autónomas, con más educación y menos pobreza”, afirmó.

De Angeli insistió en que Alperovich debe buscar el consenso, no dividir a la sociedad. “Empleados públicos, productores y jubilados queremos construir, no dividir. Si estamos todos juntos, minga nos van a poner de rodillas”, remarcó al finalizar el acto en plaza Independencia.

Ese discurso fue el corolario de un día agitado que terminó anoche con otro acto en Estación Aráoz. Por la mañana, De Angeli había definido el motivo de su visita. “No vengo a traer soluciones, sino unidad”, aseveró. No obstante dejó en claro que el campo no bajó los brazos en su lucha por una política nacional agropecuaria y ganadera. “Si el Gobierno no toma acciones para revertir la crisis del campo, creo que 2009 será un año muy convulsionado”, vaticinó De Angeli.

Temas en esta nota

Seguí leyendo