La cadena triguera enfrenta la peor campaña de la década

La diferencia “son millones de dólares que se dejarán de mover en la economía“, explican. El mercado interno no sufrirá la merma de la cosecha de trigo. La Cadena de Trigo abarca 240 departamentos en regiones argentinas que lo producen.

Por
18deDiciembrede2008a las06:57

El presidente de la Asociación Argentina de Trigo, David Hughes, dijo que espera que puedan trabajar con el Gobierno “todos juntos” para revertir la situación de la cadena triguera, que perderá en esta campaña de generar por lo menos 4.100 millones de pesos.
Así lo indicó Hughes durante la presentación al periodismo del estudio que realizó la Bolsa de Cereales en el transcurso de la actual campaña de trigo, considerada como la peor de la década.

“La mejor campaña fue la del período 2001-2002 cuando se sembraron 7,1 millones de hectáreas”, explicó el economista jefe de la Bolsa de Cereales, Ramiro Costa, a NA.
En esa oportunidad se obtuvieron alrededor 18,4 millones de toneladas de trigo que con un rendimiento promedio de los últimos cinco años de 2,6 toneladas por hectárea, es una hipótesis aceptable de producción para replicar en lo “inmediato”, según los directivos de Argentrigo.

El estudio intenta derribar el “mito” de que la producción “primaria” no produce “valor agregado” porque lo hace desde “un pequeño grano de trigo”, según Argentrigo.
La Asociación puso en marcha el “modelo de cadena de valor aplicado que analiza las relaciones económicas entre productores rurales, proveedores de insumos y de servicios, contratistas, transportistas, producción industrial y exportación, entre otros”.

EN NUMEROS. La Cadena de Trigo abarca 240 departamentos en regiones argentinas que producen trigo en una aptitud de 5,4 millones de hectáreas.
El modelo dejó en claro que el cultivo consume alrededor de 700 mil toneladas de fertilizantes, 600 mil toneladas de semillas y 150 millones de dólares en agroquímicos.

Participan de la cadena decenas de miles de establecimientos agropecuarios, más de 130 molinos y una cifra superior a 26 mil establecimientos panaderos que generan empleo en todo el país.

Para tener una idea del valor agregado de la cadena, basta considerar que en la campaña 2006-2007 se produjeron 14,7 millones de toneladas, con fletes de 780 mil viajes por camiones de ida a las plantas y puertos que en total recorrieron 142 millones de kilómetros.
En esa campaña, el valor de la cadena del cereal, que incluye desde productores, insumos, comercialización, industria, exportación y productos panificados, se ubicó en 5.600 millones de dólares, considerando precios de comercialización de enero de 2007.
La presente campaña que se encuentra en cosecha, de acuerdo con estimaciones de Stella Carballo, del Instituto de Clima y Agua, sostiene que puede ser menor a los 10 millones de toneladas.

Por lo tanto, el PBT (producto bruto del trigo) estará en 4.500 millones de dólares.
La diferencia siempre “son millones de dólares que se dejarán de mover en la economía”, explicó Costa. El economista destacó con énfasis que la cadena del trigo genera mayor valor agregado que la economía en general, en proporción.
Mientras en la economía por cada peso de venta hubo 0,55 pesos de valor agregado, la cadena de trigo aportó 0,58 por cada peso de venta.

El mercado interno no sufrirá la merma de la cosecha de trigo que se vende a 400 pesos la tonelada. Se cubrirán las necesidades de la molinería y farináceos y restará un saldo exportable de unos 3,5 millones de toneladas.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota

Seguí leyendo