Llambías, Miguens, De Angeli y Buzzi, muy tentados por la política

El peronismo opositor, el PRO y la UCR los quieren en sus listas.

Por
18deDiciembrede2008a las07:20

Cinco meses después de haber logrado una histórica victoria política con la eliminación de las retenciones móviles, los principales referentes de la Mesa de Enlace están con un pie sobre la ruta (anticipan nuevas protestas para febrero o marzo) y el otro pie en la disputa electoral que se avecina en 2009. Por estas horas, son febriles las operaciones para convencerlos de ocupar algún cargo de relevancia en las diferentes listas que se enfrentarán al oficialismo. Pero ellos ya han aprendido algo de los políticos: no se definirán hasta último momento.

Los presidentes de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi; y de Confederaciones Rurales (CRA), Mario Llambías, son las presas más codiciadas por los partidos de la oposición. Pero también se cotizan el ex titular de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, y el entrerriano Alfredo De Angeli. Todos han desmentido públicamente que piensen en ser candidatos en las próximas elecciones legislativas. Pero no estaría dicha todavía la última palabra.

Ayer, los líderes de la Mesa de Enlace volvieron a reunirse: brindaron por el fin de año y dieron a conocer un comunicado en el que reclaman al Gobierno "la grandeza" necesaria para "dejar de lado las diferencias". El regreso del diálogo con el sector es algo que Néstor y Cristina Kirchner rechazan desde aquella madrugada del 17 de julio, la del voto "no positivo" del vicepresidente Julio Cleto Cobos. El matrimonio optó por calificar a los ruralistas ya no como dirigentes de un sector. Los ubica en la vereda opositora y así los trata.

Esta situación coloca a los dirigentes ante un encrucijada. La crítica situación en que ha ingresado la economía agropecuaria les impone reclamar una mesa de negociación, ya que como gremialistas necesitan llevar soluciones a los productores. Pero como el Gobierno no mostró vocación alguna por conciliar sino todo lo contrario, algunos ya se imaginan protagonistas de una gesta electoral que le arrebate la mayoría al kirchnerismo en el Congreso, para desde allí impulsar los cambios que reclama el campo.

Aunque en el medio puede pasar de todo, sobre todo si los chacareros regresan a la ruta este verano. "A la protesta la tenemos encima, por el descontento que advertimos en la gente y la fuerte presión que ejercen", dijo Hugo Luis Biolcati, titular de la Sociedad Rural.

El sector más activo en convencer a los líderes del campo de abrazar directamente la pelea política es el duhaldismo, que imagina a Buzzi dando batalla al kirchnerismo en Santa Fe y a Llambías haciendo lo propio en territorio bonaerense. La posibilidad de que otros partidos opositores logren captarlos parece remota. Pese a que el ex presidente de CRA, Arturo Navarro, intentó acercar a Llambías a la Coalición Cívica, Llambías no tiene una buena relación con Elisa Carrió. Buzzi tampoco: su corazón se inclina por Fernando "Pino" Solanas y mantiene buen diálogo con el cordobés Luis Juez.

Miguens, por su lado, es tentado por el PRO de Mauricio Macri y el peronismo disidente de Alberto Rodríguez Saá. "Mide muy bien", dijo una fuente que vió encuestas. Otro posible candidato, esta vez en La Pampa, podría ser el vice de la Federación Agraria, Ulises "Chito" Forte. Conversa con la UCR, partido del que siempre fue militante. Por su lado, De Angeli volvió a negar ayer en Tucuman que vaya a ser candidato, pero sus seguidores lo imaginan peleando por la gobernación de Entre Ríos en 2011.

Por Matías Longoni.

Temas en esta nota

Seguí leyendo