Otra automotriz analizará medidas contra la crisis

El presidente del Volkswagen, Martin Winterkorn, convocó a los directivos de todo el mundo para analizar medidas destinadas a paliar los efectos de la crisis. Ayer, Chrysler anunció que cerrá 30 plantas por un mes.

Por
18deDiciembrede2008a las17:05

Para afrontar la situación, en la reunión realizada en Dresden, Alemania, Winterkorn debatió con los ejecutivos medidas de ahorro así como el desarrollo de modelos de mayor eficiencia energética y nuevos coches pequeños.

"No puede seguir así", enfatizó Winterkorn justo antes de comenzar el encuentro. La situación es grave sobre todo en Estados Unidos y Europa occidental.

Pese a sufrir menos los embates de la coyuntura que algunos de sus competidores, el mayor fabricante automovilístico de Europa estima que sus ventas caerán el año próximo cerca de un diez por ciento respecto a 2008.

Debido a la fuerte incertidumbre en los mercados, Volkswagen decidió aplazar los planes de inversiones que tenía para los próximos años. En marzo tendrá que tomar una decisión al respecto.
 
Winterkorn ha reiterado en varias ocasiones que no se trata sólo de reducir costes, sino que se ha de actuar consecuentemente y no anular inversiones necesarias.

Este año y pese a la crisis que atraviesa el sector, el grupo automotor espera superar la cifra de ventas de 6,2 millones de vehículos alcanzada en 2007. El resto de automotrices pronostican marcados retrocesos.

En noviembre la crisis atrapó de lleno a Volkswagen y sus ventas mundialescayeron un 16,5% respecto al mismo mes de 2007 hasta los 447.000 vehículos.

La reducción de la demanda se dejó sentir también en los tradicionales mercados de crecimiento para la compañía alemana, como Brasil y China.

Sin embargo en los once primeros meses del año las ventas mundiales del grupo se alzaron un uno por ciento hasta los 5,73 millones de unidades.

Winterkorn volvió a recordar hoy que el grupo seguirá trabajando en el proyecto a largo plazo "Estrategia 2018", cuyo objetivo es convertirlo en líder económico y medioambiental en la industria automotriz de todo el mundo.

Según ese plan, la productividad del grupo tiene que aumentar un 10% anual hasta 2018, mientras que el volumen total de ventas ha de alcanzar los 11,2 millones de vehículos hasta esa misma fecha.

Eso quiere decir que la marca principal subirá sus ventas desde los 3,6 millones de automóviles registrados en 2007 a por lo menos 6,5 millones.

Temas en esta nota

Seguí leyendo