Las lluvias demoran el final de la cosecha de trigo en el sur

El calor aceleró la evapotranspiración en los cultivos de verano.

19deDiciembrede2008a las06:48

El período semanal se caracterizó por la permanencia de las altas temperaturas y precipitaciones de baja a moderada importancia. Hubo episodios pluviométricos generados por el ingreso de sistemas frontales de baja potencia, que en algunas ocasiones llegaron a descargar chaparrones en el centro-oeste de la región.

Al respecto y a los efectos de ilustrar la evolución meteorológica relatada, se adjuntan los gráficos y mapas referidos al aspecto pluviométrico y térmico. Se configura de esta manera un escenario donde sigue habiendo zonas muy relegadas, debido a que aún no han recibido lluvias importantes.

En esa categoría se puede encuadrar a la franja del sur de La Pampa y también de Buenos Aires. Más al norte hay un mosaico de situaciones diversas, en el que prácticamente no se consignan zonas con humedad disponible en abundancia, aunque en general la situación se ha ido recomponiendo por pequeñas o moderadas lluvias.

En la provincia
Traslasierra. Hubo sol, períodos de densa nubosidad con amenazas de tormentas y algunas lluvias o lloviznas. Los registros van desde tres a cinco milímetros hasta a más de 30 milímetros para zonas serranas. El calor y la humedad elevada han deteriorado a las alfalfas que, ya cortadas, esperaban ser acondicionadas en rollos o fardos. La recolección de papa transita sus últimas semanas, con muy buenos rendimientos y calidad. También los trigos que contaron con riego rindieron muy bien. El maíz que ya se sembró en secano se muestra con buena evolución.

Cruz del Eje. Fue constante el calor y la humedad elevada, con lluvias escasas y sumamente desparejas. En la zona próxima a esta localidad se consignan registros de 10 a 15 milímetros. Las producciones intensivas que cuentan con riego no presentan mayores inconvenientes (pimientos, tomates y zapallos, entre otros). Los olivos muestran frutos cuajados y desparejos, que van engrosando lentamente, pero el panorama para esta campaña no es muy alentador.

Norte. Siguieron siendo escasas y muy dispares las lluvias. Hubo aportes en Jesús María, Dean Funes, Quilino y San José de la Dormida, pero no llegaron hasta la zona de Villa de María del Río Seco. Los sectores que no recibieron lluvias fueron castigados por la masa de aire extremadamente cálido que generó un incremento acelerado del estrés en sojas y maíces ya instalados. En esos sitios también la evolución de los campos naturales de pastoreo está frenada.

San Justo. Escasas a nulas fueron las lluvias registradas, lo que sumado a la instalación de días extremadamente calurosos, ha potenciado la degradación de lotes con maíz y soja que venían con lo justo y al límite del estrés. Ahora la situación ambiental ha agudizado el daño sobre las producciones en marcha. En Porteña, Morteros y otras localidades hay lotes completamente "quemados" por las altas temperaturas y la falta de lluvias. En cambio, en la microzona del entorno a la ruta nacional 19 la situación es un poco más llevadera y el maíz avanza con razonables perspectivas, mientras que la soja se encuentra en fase vegetativa, salvo algunos lotes sembrados muy temprano con grupos cortos.

En la medida que el tiempo y cada lote lo permita, se podrá avanzar con la siembra de lo poco de soja de segunda que falta, que a la fecha ronda 20 por ciento. La cosecha de trigo está finalizada con resultados muy dispares y, en general, sumamente pobres.

Centro-Sur. El común denominador fue el calor y la humedad, pero las lluvias fueron en general pobres, dispares y en muchos lugares no se colectó milimetraje alguno. Tal el caso del departamento Río Segundo, mientras que en Santa María se obtuvieron aportes en torno a 15 milímetros. En Tercero Arriba, los registros se ubicaron entre 7 y 10 milímetros. En Etruria y otras

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota

Seguí leyendo