El mercado se quiere sorprender - Por Flavia Rossi (*)

La debilidad que mostró el dólar en los últimos días abarató le valor de los granos para los importadores asiáticos y europeos. También dinamizó la demanda la baja en los fletes.

Por
19deDiciembrede2008a las06:53

Ya pasaron cinco meses desde que los precios de la energía rompieron la tendencia alcista del ciclo que duraba más de seis años.

La intensidad de las bajas del petróleo ha sido tan fuerte que se alcanzaron niveles del 2004 y, aunque los granos también fueron muy golpeados, volvieron a niveles de 2007.

Contexto. Aunque la crisis financiera todavía no se solucionó, durante las dos últimas semanas los precios de los granos operaron bastante sostenidos en Chicago.

El mercado estuvo dando la sensación de haberse cansado de tantas bajas y reaccionó rápido a las noticias que fueron apareciendo.

Los valores se sostuvieron a pesar de las bajas del petróleo. Operó en alza cuando circuló el rumor de que la Organización de Países Productores de Petróleo (Opep) haría un importante recorte adicional de la producción de crudo para evitar que se acumulen las existencias frente a la desaceleración de la economía mundial, sosteniéndose luego de que el petróleo siguió bajando.

También recuperó impulso con la esperada rebaja de la tasa de interés de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos, a pesar de que la comunidad bursátil no creyó durante mucho tiempo que eso sería suficiente para revertir la desaceleración que está habiendo.

Fundamentos. Los granos defendieron los pasos dados. La debilidad que sufrió el dólar estos últimos días abarató a las materias primas frente a los importadores asiáticos y europeos.

Esto reforzó la idea de que la postergación de compras que se viene haciendo en los últimos meses, de tanta incertidumbre y precios cada vez más bajos, está reduciendo los niveles de stocks y está aumentando la presión sobre una demanda contenida que tarde o temprano volverá por más.

Los precios de los fletes marítimos detuvieron las bajas y China siguió apareciendo en busca de su preciada soja.

Presión de corto, esperanza de largo. Luego del fuerte abandono de área de maíz en Argentina, estos últimos días el mercado recibió un sostén adicional en el temor de que las altas temperaturas afectarán la producción de Sudamérica.

Las fichas están puestas en nuestro país este año, lo que agrava el hecho de que la siembra de la oleaginosa podría ser menor a la que se pensaba tiempo atrás.

Mirando más al largo plazo, comenzaron a hacerse especulaciones en torno a la campaña 2009/10 de Estados Unidos. No sólo el maíz volvería a perder área contra la oleaginosa, sino que se está descontando la idea de que el nivel general de aplicación de insumos será más bajo.

Expectativas. Aunque los granos todavía no pueden tomar un camino aparte de los demás sectores, el año está terminando con una combinación de factores que pueden servir para que los precios se recuperen cuando la tormenta se calme.

(*) Analista de mercados de fyo.com

Temas en esta nota

    Cargando...