El agro pidió ayuda para los afectados por la sequía

Según CRA, hay al menos 4 provincias seriamente afectadas.

Por
19deDiciembrede2008a las07:02

Casi dos millones de ovejas perdidas. Un volumen de siembra que sólo es del 20% de lo proyectado en Santiago del Estero. Mortandad de medio millón de bovinos en La Pampa. Con estos números en mano, ayer un grupo de dirigentes de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) se reunió con la subsecretaria de Producción Agropecuaria y Forestal, Carla Campos Bilbao, para reclamar medidas para paliar las pérdidas generadas por la sequía.

"Esta sequía, la peor en cien años, provocó la mortandad del 50% del rodeo de Río Negro, entre muchas otras cosas. Se calcula que este año llovió un 60% menos del promedio normal", explicó el presidente de CRA, Mario Llambías. "La reunión con la Secretaría de Agricultura fue un buen comienzo, ya que prometieron homologarnos la declaración de desastre a nivel nacional. Pero hacen falta más medidas", destacaron los asistentes al encuentro, entre los que se encontraron el secretario y el tesorero de CRA, Javier Jayo Ordoqui y Fermín del Papa, respectivamente; Alejandro Lahitte, presidente de la Sociedad Rural de Tostado, y Pablo Karnatz, de la Federación de Asociaciones Agropecuarias Santiagueñas (FIAS).

Las pérdidas por provincia que tiene contabilizadas CRA son múltiples. En el caso de Santa Fe, se perdieron del 15 al 20% de las cabezas vacunas de la provincia, un 40% de ellas, madres, y se calcula que el porcentaje de preñez en 2009 será sólo del 35%. En Chubut murieron 1 millón de ovejas y cayó un 30% la producción de lana. Otros 800.000 ovinos perdió Río Negro, además de la mitad del rodeo vacuno. En Santiago del Estero se perdieron 40.000 cabezas por la falta de agua.

Para paliar la situación, los productores pidieron subsidios para la compra de forrajes y pasturas, compra de maquinaria para hacer forrajes y para los criadores; la liberación de las exportaciones de termoprocesados; suspender los aportes patronales en zonas como el norte santafecino; compensaciones a la mano de obra ocupada para mantener los puestos de trabajo, y la eliminación de las retenciones a la lana.

Sobre la ayuda lanzada anteriormente por el Gobierno para los ganaderos afectados por el fenómeno (200 millones de pesos, anunciados por la Presidenta en octubre), los productores de Santa Fe dijeron que este aporte no alcanzó a todos los damnificados. "La plata era para productores de menos de 200 cabezas, que sólo son el 18% de los productores. La gran mayoría de los productores santafecinos tiene entre 300 y 1000 cabezas", explicó Lahitte.

Mientras esperan la ayuda oficial o que el agua caiga del cielo, algunos productores se las ingenian como pueden. Como los de Tostado, que están usando una estación de bombeo del gobierno provincial, con la que acarrean 1.800.000 litros de agua del río Salado por día para un promedio de 250 establecimientos de la zona. "Si se sigue así, los rodeos se van a achicar cada día más, porque los productores se están gastando toda la plata en acarrear agua", alertó Balbi.

Mercedes Colombres.

Temas en esta nota

Seguí leyendo