El Senado convirtió en ley el polémico blanqueo de capitales

Se podrá declarar dinero en negro sin pagar impuestos ni revelar su origen.

Por
19deDiciembrede2008a las07:12

El Senado cerró ayer el año parlamentario con la aprobación de dos leyes con la mirada fija en la debacle económica internacional. Fue una de cal y otra de arena: por un lado, la eliminación de la "tablita" de Machinea -en lo que estuvieron todos de acuerdo (ver página 10)-, y por el otro el polémico "plan anticrisis" que incluye una amplia moratoria impositiva y el duramente cuestionado blanqueo de capitales.

En este punto -el título 3 del llamado plan anticrisis- fue el más duro. La oposición en pleno y un par de kirchneristas votaron en contra, y al oficialismo le sobraron votos: 39 a 28. Los santafesinos Carlos Reutemann y Roxana Latorre, y la chaqueña Elena Corregido, votaron en contra.

La moratoria impositiva recibió cuestionamientos porque premia a quienes no cumplieron con sus obligaciones fiscales (el resultado, 42 a 26). La votación en general del proyecto fue bastante más holgada: 42 a 27. La eliminación de la "tablita", en cambio, fue un unánime 68 a 0.

La iniciativa anticrisis del Gobierno, aprobada la semana pasada en Diputados, tiene un título extenso y complicado: "Régimen de regularización impositiva, promoción y protección del empleo registrado con prioridad en las pymes, y exteriorización y repatriación de capitales". En cuanto a su punto más polémico, el blanqueo de capitales, se dijo que se abría la puerta para el lavado de dinero ("Argentina será un paraíso fiscal por unos cuantos años", dijo la peronista salteña Sonia Escudero.

En cambio, los oficialistas aseguran que, como no se toca la ley antilavado, seguirán rigiendo las mismas normas y controles para evitar el blanqueo de dinero malhabido. Y que esto servirá para los fondos cuyo origen fue la evasión impositiva.

Sin embargo, según la ley aprobada ayer, a quien "exteriorice" fondos (dinero en el exterior o dentro del colchón) no se le preguntará de dónde provienen. Esa función les queda a los bancos, contadores o escribanos como "sujetos obligados a informar", según la ley de lavado, si tiene dudas sobre el origen del dinero. La información va a la UIF (Unidad de Información Financiera) que trabaja desde hace años pero hasta ahora no hubo ninguna condena judicial por este tema en Argentina.

Por la nueva ley se podrá "blanquear" la tenencia de divisas, moneda y otros bienes en el extranjero o en el país. Nadie estará obligado a declarar a la AFIP ni la fecha de compra de los bienes ni el origen de los fondos. Se extingue "toda acción civil, comercial o penal" originada en el maquillaje de ese dinero. Además, si se exteriorizan quedan liberados de impuestos de todo tipo. A cambio habrá un mínimo impuesto especial, con una escala de entre el 8% (si se declara pero queda en el exterior) y el 1% (si se destina a inversiones dentro del país).

La ley anticrisis incluye una moratoria impositiva, por la cual se condonan las multas e intereses que debían los morosos si pagan el capital adeudado -al contado o solo el 6% y el resto en 120 cuotas-, además de suspenderse cualquier acción penal originada por el Estado contra los evasores.

El título II es un régimen para regularizar el empleo no registrado, con la liberación de multas y sanciones y el perdón de las deudas en concepto de cuotas sindicales.

Blanqueo de capitales, moratoria impositiva, promoción de empleo registrado por un lado. Y la eliminación de la "tablita de Machinea" -que afectaba a los sueldos más altos-, por el otro, fueron las dos caras de un final de años en un Congreso con la mirada fija en la crisis internacional.

Por Alfredo Gutiérrez.

Temas en esta nota

Seguí leyendo