Fuerte puja por las medidas para el agro

El Gobierno definía anoche si se incluirá una rebaja en las retenciones a la soja; Cristina Kirchner hará hoy los anuncios en Olivos.

22deDiciembrede2008a las07:02

Con una fuerte puja interna, el hermetismo habitual y reuniones durante todo el fin de semana, el Gobierno trabajó ayer hasta última hora para cerrar los anuncios que hará hoy la Presidenta, dirigidos nada menos que al campo, el sector que supo poner en crisis a la Casa Rosada en los primeros meses de la gestión de Cristina Kirchner.

La soja es, como en pleno conflicto agropecuario, la piedra en el zapato respecto de la disputa. Hasta anoche, en encuentros en la quinta de Olivos, los funcionarios a cargo de la negociación no habían llegado a ningún acuerdo sobre si efectivamente se anunciará una rebaja en las retenciones a la soja, tal como se había dejado trascender. Las disputas internas entre el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, y el de Comercio Interior, Guillermo Moreno, marcaron la jornada de ayer.

Según confiaron a LA NACION fuentes oficiales de primer nivel, el plan que anunciará la jefa del Estado incluye la creación de un fondo de promoción para las exportaciones del complejo oleaginoso, dentro del cual, por supuesto, entra la soja.

Pero según confió un funcionario anoche, todavía no había acuerdo en anunciar una baja en las retenciones, justamente donde hay puesta cierta expectativa de la dirigencia agropecuaria. Pero la mayor parte de la dirigencia del campo no cree en los anuncios oficiales y hay mucho escepticismo (de lo que se informa por separado).

Es más: tres colaborados del matrimonio presidencial recordaban que lanzar una reducción en las alícuotas a las exportaciones sería "contradictorio" con el discurso oficial, que insiste en desalentar la siembra de soja, tal como argumentó la Casa Rosada en pleno conflicto con el agro.

Así, el plan de promoción podría incluir, entonces, más que rebajas, subsidios y compensaciones digitados desde los despachos oficiales. Todas las fuentes consultadas insistieron ayer en alentar la versión de que el plan apunta más bien a la siembra de girasol, y no de soja.

Durante el fin de semana hubo reuniones en Olivos. Por allí desfilaron, además de Moreno y Cheppi, la ministra de Producción, Débora Giorgi, y el director de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), Ricardo Echegaray.

Con la crisis económica internacional de por medio, la jefa del Estado tiene previsto presentar una batería de medidas que fueron comandadas, en gran parte, por el enemigo público número uno de la dirigencia agropecuaria: Moreno.

El secretario de Comercio Interior le llevó a la Presidenta una propuesta que será, por lo menos de lo que trascendió, la única novedad de la jornada. Es un acuerdo con los principales frigoríficos exportadores para que compren terneros engordados de los tambos. El objetivo es que, ante la falta de un negocio rentable para la industria lechera, los tamberos puedan engordar en feed lot esos animales y llevarlos, así, a los 170 o 190 kilos. Según la letra chica del acuerdo, redactado de puño y letra por Moreno, habrá subsidios para quienes suscriban la propuesta del Gobierno.

Desde Olivos
La Presidenta continuará hoy con su nuevo estilo de anunciar en persona los más mínimos programas de gobierno, como fue el canje de heladeras lanzado el jueves pasado. A las 11.30, con los jardines de la quinta de Olivos a sus espaldas y todo un auditorio de invitados, la jefa del Estado develará la incógnita más esperada por el sector agropecuario.

Según dijeron fuentes oficiales a LA NACION, para hoy está previsto que se pongan finalmente en marcha los anuncios pasados, como el plan Maíz Plus y Trigo Plus que lanzó Cristina Kirchner hace 20 días.

Además, los anuncios incluyen un acuerdo de precios para la compra de fertilizantes, especialidad de Moreno. Según se in

Temas en esta nota

Seguí leyendo