Rigen desde hoy las menores retenciones al maíz y al trigo

Para las frutas y hortalizas, sin embargo, aún no hubo reglamentación.

Por
24deDiciembrede2008a las06:52

Las retenciones a las exportaciones de maíz y trigo serán a partir de hoy del 20% y 23%, respectivamente. La medida, anunciada a principios de mes y ratificada el lunes por la presidenta Cristina Kirchner, tendrá un costo fiscal de poco más de 100 millones de dólares. Es una décima parte de lo que hubiera resignado el Estado si también hubiese bajado el peso del tributo a la soja y el girasol, algo de lo que finalmente desistió.

El Boletín Oficial incluyó ayer dos resoluciones conjuntas de los Ministerios de Economía y de Producción. En la primera de ellas se confirma a partir de hoy la rebaja de 5 puntos en las retenciones que pagan los dos cereales. En la segunda, se reacomodan las alícuotas para sus derivados. El principal de ellos, la harina de trigo, pagará ahora un 13%.

Con esta reducción, y sin contar los meses en que rigió la malograda Resolución 125, las retenciones al trigo y el maíz volverán a ubicarse en los niveles que tenían en noviembre de 2007. En ese momento, cuando se iniciaba la escalada alcista en el mercado agrícola, el ex presidente Néstor Kirchner elevó el peso del impuesto sobre todos los cultivos. Por entonces, el trigo se pagaba al productor a más de 600 pesos. Hoy apenas supera los 400 pesos. También el maíz perdió valor: hace un año cotizaba a 340 pesos y ahora lo hace a 300 pesos.

Este reintegro de U$S 100 millones a los productores -unos 40.000 en total-, parece escaso frente a las cifras que están en juego. En la campaña 2008/09, a los valores actuales esos cultivos se exportarían por cerca de 2.100 millones. Aún con la rebaja concretada ayer, el Fisco recaudaría casi 450 millones.

Esta es la única medida de las anunciadas que ya cuenta con su debida reglamentación. Agricultura trabajaba ayer en otra resolución que reducirá a la mitad las retenciones que pagan los embarques de frutas y hortalizas. Aquí la cuenta es sencilla: los productos que tributaban 10% (como peras, manzanas y porotos) bajarán a 5%. Y aquellas posiciones arancelarias que estaban en 5% (como el limón), pagarán 2,5%.

Frente a esa medida, la única elogiada por las entidades del campo, el sector reclamó también mejorías para otros productos regionales de relevancia en algunas provincias, como la yerba, el té, la lana, el azúcar y el tabaco. Aunque el costo fiscal sería reducido, fuentes oficiales negaron ayer que vaya a contemplarse ese pedido por el momento.

Resta conocer la letra chica de otras dos medidas confirmadas por la Presidenta: la creación de programas "Plus" para favorecer a futuro la siembra de trigo y maíz; y la creación de cinco enormes feedlots que se ocuparán de engordar los terneros de la raza Holando. En ambos casos, se trata de operativos complejos. Tanto, que los especialistas ponen en duda que puedan llegar a concretarse.

La piedra en el zapato, la soja, seguirá pagando 35% cuando sea exportada como poroto, o 32% si se la transforma en harina o aceite. Previendo una cosecha récord de la oleaginosa en 2009, el Estado se asegura una recaudación por retenciones sojeras de más de 5.000 millones de dólares. De haber avanzado en la rebaja de 5 puntos que se analizaba, hubiera resignado unos 800 millones.

Cuando el ex presidente Kirchner elevó en 2007 las retenciones de 27,5 a 35%, la soja cotizaba a 830 pesos. Hoy el productor obtiene unos 100 pesos menos.

109

Son los millones de dólares de costo que, según la Mesa de Enlace, implica la rebaja de estas retenciones. El Estado cobrará unos 6.000 millones.

Por Matías Longoni.

Temas en esta nota

    Cargando...