Retenciones: ya rige la baja para los cereales

El trigo paga ahora 23 por ciento y el maíz, 20 por ciento.

Por
26deDiciembrede2008a las07:12

Un día después de los anuncios, el Gobierno publicó el martes en el Boletín Oficial del martes pasado las resoluciones que dispusieron una rebaja en las retenciones para el maíz, el trigo y determinados productos derivados.

De acuerdo con las modificaciones impuestas a la Nomenclatura Común del Mercosur, el arancel para el trigo quedará en 23 por ciento y el del maíz, en 20 por ciento, con excepción de la variedad pisingallo, que se ubicará en cinco por ciento.

Por otra parte, las harinas de trigo pagarán un derecho de exportación de 13 por ciento y las de maíz, de 15 por ciento, el mismo porcentaje que el germen de los dos cereales y del aceite de maíz. En tanto, en las mezclas y pastas para preparación de productos de panadería, será del cinco por ciento.

La instrumentación se difundió mediante las resoluciones conjuntas 26 y 28/2008 (trigo y maíz) y 27 y 29/2008 (harinas y aceites), publicadas con la firma de los ministros de Producción, Débora Giorgi, y de Economía, Carlos Fernández.

Las normativas modifican las respectivas posiciones arancelarias de la Nomenclatura Común del Mercosur, a la que está sujeto el comercio exterior del país desde 1995.

"En materia agropecuaria, entre otras medidas, resulta conveniente la reducción de la alícuota del derecho de exportación para trigo y maíz", se indica en los considerandos de la primera de las resoluciones conjuntas mencionadas.

También se precisa que "ello constituye un aliciente importante para el sector, fundamentalmente para dos cultivos, maíz y trigo, de indudable impacto para el sector externo como así también para el abastecimiento del mercado interno".

"En virtud de ello, considerando que han variado las condiciones ponderadas para la aplicación de los derechos de exportación de los productos aludidos, resulta aconsejable propiciar la reducción de estos", añade.

En la otra resolución conjunta "se advierte la necesidad de trasladar dichos incentivos a productos derivados de los mencionados cereales, como la harina y el aceite, con un alto valor agregado".

"La reducción propiciada a los productos derivados del trigo y el maíz será equivalente a la disminución de la alícuota que se instrumenta para dichos cereales", completa la resolución en sus considerandos.

Temas en esta nota

    Cargando...