El productor sojero sufrió problemas políticos y financieros

Juan Casañas reconoció que el balance es negativo. El 2009 proyecta más crisis.

Por
26deDiciembrede2008a las13:37

“El balance de la campaña sojera en Tucumán es negativo. Agronómicamente estuvo bien, ya que se obtuvo unos 2.500 kg/ha de grano en promedio en Tucumán. Sin embargo, económicamente fue muy malo; al inicio de la campaña los precios eran atractivos (U$S 300 en marzo de 2008), pero después los valores cayeron estrepitosamente, y hoy siguen en baja”, resumió Juan Casañas, productor tucumano de soja y miembro de un Grupo CREA. “También impactaron negativamente la fuerte suba de los insumos; el alto costo de los fletes, y la polémica que generó la Resolución 125 y el cierre de los mercados que dispuso el Gobierno nacional”, agregó.

Casañas se explayó sobre este punto: “el Poder Ejecutivo justificó la medida que quería implementar aduciendo que con el precio de U$S 600 que la soja podría alcanzar en 2008, los productores tendríamos una rentabilidad excesiva; por eso, buscó aplicar la 125”. “Pero después los precios cayeron, y hoy los productores no tenemos rentabilidad”, dijo. “Sin rentabilidad no podemos trabajar”, advirtió.

“Además de los problemas relacionados directamente con la producción, tuvimos que salir de atrás de las tranqueras a defender nuestra actividad, a hacer cosas para las cuales no estábamos preparados y asumir un mayor compromiso cívico”, señaló.
Uno de los problemas que más afectó al sector fue el incremento de más del 100% de algunos insumos, como los fertilizantes. El gasoil complicó la logística, pero lograron organizar las tareas.

“Lo más grave es que no tenemos “mercados de futuro”, una herramienta fundamental para nosotros porque nos da tranquilidad sobre el precio que tendrá nuestro grano el día que lo entreguemos”, dijo.
Por eso, señaló: “el 2009 se presenta complicado; además de la difícil proyección que tienen los mercados, los agricultores tienen pocas ganas de producir”.

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota

Seguí leyendo