Amenazan con no vender combustible

Los dueños de estaciones de servicio exigirán a petroleras y funcionarios mayor rentabilidad.

Por
27deDiciembrede2008a las08:04

Propietarios de estaciones de servicio reflotaron ayer sus advertencias acerca de un nuevo paro del sector en reclamo de mayores márgenes de rentabilidad.

La decisión, no obstante, sólo se tomará después de la reunión que mantendrán pasado mañana los representantes de las petroleras Shell, Esso y Petrobras, los directivos de las cámaras que representan a los estacioneros (la Federación de Empresarios de Combustibles, Fecra, y la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines, Cecha), las autoridades de los sindicatos del sector y funcionarios del gobierno nacional. "En función de lo que surja se definirá si hay un paro o no", advirtió ayer Rosario Sica, presidenta de Fecra.

El vicepresidenta de la Cecha, Raúl Castellano, también consideró que la posibilidad de retomar la protesta que realizaron el 5 de diciembre "está latente". En aquella ocasión, el paro tuvo un alto acatamiento en las estaciones de todo el país. Castellano señaló, no obstante, que buscarán "que no sea en una fecha complicada", con lo cual virtualmente descartó que la medida -a la que se plegarían tanto los dueños como los trabajadores de las estaciones- se concrete durante las fechas cercanas al Año Nuevo o en los cambios de quincena.

"Necesitamos más rentabilidad. La rentabilidad consiste en que aumente el precio del litro de nafta o que nos bajen los impuestos -dijo Sica a LA NACION-. Nos quieren dar 10 centavos por litro. Pero el Estado se va a llevar 6 centavos con los impuestos, 2 son para el sindicato y sólo 2 para nosotros. ¿Quién va a aceptar que todo ese esfuerzo que hicimos [por el paro anterior] sea para sólo 2 centavos?"

Conflicto
De los cinco puntos planteados durante el conflicto original, tres ya fueron resueltos: el abastecimiento pleno para todas las bocas de expendio (facilitado por la baja del precio del crudo), la renovación automática de todos los contratos que ligan a las grandes petroleras con las estaciones de servicio y el mantenimiento de todos los puestos de trabajo. Quedó pendiente la cuestión de la rentabilidad para las estaciones y una recomposición salarial del 15% para los trabajadores (que reclaman que esa fue la pérdida de su poder adquisitivo durante 2007-2008).

"La solución tiene que venir de los dos grandes actores: las petroleras y el Gobierno. Habrá que rebajar algún punto de impuestos y otro tanto deberán dar las petroleras", especulaban ayer en la Federación de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio y Garages.

Fuentes de YPF indicaron que la empresa no participará de las negociaciones porque ya habría llegado un acuerdo para garantizar el servicio en su red de estaciones.

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo