Habrá menos superficie con soja

Aunque se espera un récord, por la sequía bajará entre 250.000 y 500.000 hectáreas el área estimada inicialmente.

27deDiciembrede2008a las08:09

Cuando faltan unos 20 días para que en la Argentina concluya la siembra de soja, el principal cultivo agrícola, por la sequía en varias regiones y por la incertidumbre de la producción el área que finalmente cubrirá la oleaginosa será más baja que lo previsto inicialmente. Si bien igualmente se aguarda una implantación récord en torno de los 17,8 millones de hectáreas -casi un millón más que el año pasado-, la cifra estará entre 250.000 y 500.000 hectáreas por debajo de las proyecciones iniciales para la campaña.

En la actualidad, quedan por sembrar alrededor de 2,5 millones de hectáreas entre el NEA, Entre Ríos, el centro norte cordobés y el sur bonaerense. Particularmente, en esta última región persiste una fuerte sequía; los productores, que están en la recta final de la cosecha de trigo, no tienen suficiente humedad en el suelo como para aspirar a una emergencia exitosa del cultivo. En realidad, el escenario climático para el futuro inmediato tampoco parece muy alentador. "El actual panorama muestra síntomas crecientes de una reactivación de La Niña[fenómeno que produce lluvias por debajo de lo normal]. Durante los últimos días de 2008 y en el primer mes de 2009, se observará una irregular distribución de las precipitaciones y una intensa ola de calor", comentó Eduardo Sierra, especialista en agroclimatología. Según Sierra, el mes próximo las lluvias van a estar en un 30% por debajo de lo normal; además, por las altas temperaturas habrá un 20 por ciento más de evaporación, con lo cual el campo podrá aprovechar poco las lluvias. "Se viene un enero terriblemente caluroso", precisó el experto.

Hoy en plena etapa de desarrollo vegetativo -ya se sembró más del 80 por ciento del cultivo-, hacia fines de enero la soja comienza a definir su rendimiento y necesita contar con no menos de unos seis milímetros por día. En la última cosecha, el rinde promedio se ubicó en los 2770 kilos por hectárea. En el actual escenario climático, se hace difícil proyectar el rendimiento promedio que tendrá esta campaña.

"Pese a que van a haber 800.000 hectáreas más que la campaña pasada, creo que la soja va a tener 500.000 hectáreas menos que lo estimado", expresó Gustavo López, consultor de la firma Agritrend. Para López la producción del cultivo podría llegar a los 50 millones de toneladas, dos millones más que el año pasado.

Eduardo Anchubidart, del Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, consideró que si no llueve en los próximos días "habrá que efectuar recortes" en la estimación de 18,2 millones de hectáreas que proyecta esa entidad para la oleaginosa. En tanto, para Rodolfo Rossi, presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina (Acsoja), el cultivo tendría una pérdida de siembra potencial de unas 250.000 hectáreas. En diálogo con LA NACION desde Venado Tuerto, una de las mejores zonas productoras del sur santafecino, advirtió que de continuar las altas temperaturas podría afectarse el crecimiento del cultivo. Como mucho, la soja sembrada más temprano hoy tiene plantas de 40 cm de altura. "Venimos de tres semanas por arriba de los 30 grados permanentemente", indicó el presidente de la cadena sojera.

Según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, en zonas del sur de Santa Fe, en esta semana, se acumularon entre 20 y 60 mm, lo cual ayudará a la soja que venía mostrando un fuerte estrés hídrico. Además, le permitirá al maíz que está en floración sortear mejor esa etapa.

Incertidumbre
Además de la sequía, la reciente negativa del Gobierno a conceder una rebaja de las retenciones a la soja habría llevado a algunos productores a desistir de la implantación en lotes con menor potencial de rendimiento. "Da la impresión de que en los

¡Enterate de todas las novedades!

Temas en esta nota

Seguí leyendo