Las lluvias permiten siembras adicionales de trigo

Recientes lluvias sobre el centro este de Buenos Aires, parte de Entre Ríos y en el sur de Santa Fe permitirían sumar siembras adicionales de trigo, según un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Por
11deJuliode2009a las08:10

En su Panorama Agrícola Semanal, la entidad agregó que la humedad acumulada en el sudeste bonaerense y en Entre Ríos alienta la perspectiva de que la extensión sembrada en ellas no sea tan baja como la esperada originalmente debido a la sequía.

“Este escenario permite sostener la intención de siembra para la presente temporada agrícola en 2,8 millones de hectáreas”, afirmó la Bolsa de Cereales porteña, que estimó en 1,6 millones de hectáreas el área sembrada hasta el miércoles pasado.

La sequía no sólo limita coberturas sino que también afecta el desarrollo del cereal implantado, con demoras en la germinación y nacimiento y riesgo inminente de pérdidas de plantas.

Las lluvias son también necesarias para una mejor evolución de los plantíos, ya que la debilidad de las plantas debido al estrés hídrico las hace más susceptible al daño ocasionado por plagas.

En tanto, en el caso del maíz, sólo resta cosechar 2,3 por ciento del total de la superficie destinada a nivel nacional para grano comercial, ubicado en las provincias norteñas, donde Tucumán y Salta.

El volumen de producción generado en chacra alcanza 12,3 millones de toneladas, con un rinde medio de 59,4 quintales por hectárea.

Fertilizantes líquidos

En tanto, Petrobras Energía estaría analizando vender su planta de fertilizantes en Argentina, con el objetivo de mejorar los flojos resultados de los últimos trimestres.

Fuentes conocedoras de la iniciativa indicaron que la multinacional Bunge y la canadiense Agrium, a través de la local Agroservicios Pampeanos, ya se habrían mostrado interesadas en adquirir las instalaciones de la ciudad bonaerense de Campana, que produce más del 70 por ciento de los fertilizantes líquidos que se emplean en Argentina.

Petrobras se hizo cargo de ese negocio de fertilizantes cuando en 2002 adquirió PeCom Energía a la familia Perez Companc. En 2008 la planta facturó 781 millones de pesos, un 14 por ciento más que en 2007, aunque los precios aumentaron un 58 por ciento. Pero en volumen, las ventas cayeron 28,1 por ciento hasta 483.000 toneladas como consecuencia del conflicto entre el gobierno y el campo que se produjo en el primer semestre, la sequía que afectó a gran parte del país y la caída de los precios de las materias primas a raíz de la crisis económica mundial en el segundo semestre.

Temas en esta nota

    Cargando...