La Presidenta define desde hoy el esquema del diálogo

Regresó ayer de El Calafate; podría anunciar la conformación de una mesa.

13deJuliode2009a las07:40

La presidenta Cristina Kirchner comenzará hoy a definir el esquema de la convocatoria al diálogo que lanzó el jueves pasado y que, hasta el momento, no tuvo señales concretas ni hacia afuera ni hacia adentro del Gobierno.

Hoy, además, entrará formalmente a la Casa Rosada el pedido de audiencia que el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, hizo la semana pasada después de conocida la propuesta presidencial lanzada desde Tucumán. En los despachos oficiales no descartaban anoche que Macri pudiera ser recibido para mostrar "apertura" política tras la derrota legislativa. Sería el ministro del Interior, Florencio Randazzo, el encargado de entablar el diálogo político con la oposición.

Mientras tanto, el nuevo jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, espera instrucciones de la jefa del Estado para comenzar con el rol de coordinador que asumirá tanto interna como externamente desde su nuevo cargo. El jefe de los ministros pasó el fin de semana largo en diálogo con sus colegas del gabinete y, según contaron a su lado, ya comenzó a comunicarse con los gobernadores provinciales, a quienes deberá atraer nuevamente al universo kirchnerista.

La Presidenta, que llegó ayer a la tarde a Buenos Aires después de haber pasado cuatro días en El Calafate con su esposo, Néstor Kirchner, comenzará a definir a partir de hoy el alcance que le dará a su "amplia" convocatoria al diálogo, tal como la definió cuando la anunció en Tucumán, que incluirá una reforma política que todavía no está definida. En estas horas es más la incertidumbre que los datos concretos lo que surge del vuelco dado por Cristina Kirchner tras la derrota electoral.

Ayer, de hecho, el propio Aníbal Fernández dijo en radio que desconocía "el esquema que la Presidenta tiene en su cabeza" para comenzar con el diálogo y declaró, fiel a su estilo de comunicación: "Aspiro a que la Presidenta nos empiece a definir las estrategias específicas. La mesa la sabremos cuando sepamos cuál es el menú", contestó, enigmático, sobre el futuro de la convocatoria presidencial.

Una de las posibilidades es que Cristina Kirchner formule hoy una invitación a varios sectores económicos y sociales como la CGT, la Unión Industrial Argentina (UIA), la Cámara de la Construcción, la Cámara de Comercio, las asociaciones de bancos y el sector agropecuario a una gran mesa de debate de temas relacionados con la economía, el nivel de empleo y la producción.

El equipo
Los interlocutores o escoltas presidenciales serían, además de Aníbal Fernández, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; de Economía, Amado Boudou, y la ministra de Producción, Débora Giorgi. También la podría integrar el director de la AFIP, Ricardo Echegaray.

El Gobierno promete, a priori, que los encuentros serán a "agenda abierta", aunque al menos hasta anoche no había confirmación sobre una posible reunión. En los despachos oficiales dejaban trascender que, en rigor, la Presidenta anunciaría recién hoy o esta semana la agenda de los próximos días.

Mientras tanto, anoche seguían las dudas en el poder sobre la continuidad o no en su cargo del polémico secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Desde El Calafate, Cristina Kirchner mantuvo una veintena de diálogos telefónicos con sus ministros, pero no hubo novedades respecto del futuro de Moreno. A pesar de que incluso varios de los hombres más cercanos al supersecretario creen que su margen de acción quedó seriamente acotado tras la derrota legislativa, cuentan que aún el matrimonio Kirchner no está convencido de sacarlo del Gobierno. "El debería irse y sacarle un peso de encima a Cristina", razonó ante LA NACION un funcionario ligado al ala dura del kirchnerismo.

Entre los temas pendientes, además del llamado al d

Temas en esta nota

    Cargando...