Brasil levanta trabas a la leche

Había frenado el ingreso de 9000 toneladas de productos argentinos; ultiman detalles para la protesta tambera.

Por
15deJuliode2009a las07:21

La Argentina consiguió que Brasil destrabara el ingreso de casi 9000 toneladas de leche en polvo, valuadas en unos US$ 18 millones, que se encontraban frenadas desde mayo pasado por el sistema de licencias no automáticas de importación que impuso ese país.

Luego de intensas negociaciones que el Centro de la Industria Lechera (CIL) encaró junto con funcionarios argentinos y empresarios brasileños, el viernes pasado llegó la noticia desde Brasil de que se habían levantado las restricciones y se habían otorgado las licencias. En el fondo, los brasileños terminaron aceptando un compromiso que asumió la industria lechera local: no superar el promedio mensual de 3000 toneladas mensuales de todos los productos lácteos ni perforar el precio mínimo que publique el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) para Oceanía, referente en materia de exportaciones. Este acuerdo regirá hasta junio del próximo año.

"De ambos lados las autoridades han trabajado para que esto se pueda cumplir (por el levantamiento de las trabas); todo lo que favorezca las exportaciones es necesario", expresó anoche a LA NACION Miguel Paulón, presidente del CIL. Por su parte, fuentes de la Secretaría de Agricultura indicaron que "esto fue producto de las gestiones que se encararon desde hace dos meses".

Los brasileños empezaron a poner bajo la lupa a los lácteos argentinos a principios de año. Y llegaron a amenazar con una investigación por dumping. De enero a principios de mayo pasado, las ventas de leche en polvo al vecino país treparon a 21.685 toneladas por más de 46 millones de dólares. Esto implicó que en volumen se superara la media mensual de los últimos cinco años, ya que se pasó de 2000 a más de 6000 toneladas.

Con ese nivel de ventas, Brasil superó a Venezuela y se convirtió en el primer comprador de leche argentina. En los primeros meses de este año se despachó casi tanta leche a Brasil como en gran parte de 2008, cuando se colocaron en total 31.266 toneladas por 112 millones de dólares, según datos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). Otro punto que en su momento cuestionaron los brasileños fueron los precios de los embarques, que rondaron entre 1650 y 2000 dólares la tonelada. En Brasil dijeron que la leche argentina estaba entrando por debajo de los costos.

De todos modos, ayer una fuente indicó que los brasileños habrían "aflojado" el control sobre la leche argentina ante la suba de sus propios precios internos.

La noticia sobre el freno a los lácteos de la Argentina llegó a preocupar a la producción, ya que habían empezado a circular versiones sobre que algunas industrias, como consecuencia de los problemas con Brasil, iban a dejar de recibir la materia prima de los tambos. Nestlé, una de las firmas que se mencionaron, negó ayer esas versiones.

En contrapartida al gesto de Brasil, se conoció que en los últimos días la Argentina comenzó a habilitar licencias para la importación de maquinaria agrícola, que estaba frenada y afectaba, entre otros países, a multinacionales radicadas en suelo brasileño.

Leche regalada
Por otra parte, los tamberos siguen ultimando detalles de la jornada de protesta en la cual regalarán leche al público pasado mañana en Mar del Plata, Rosario, Córdoba, Rafaela, Lincoln, Trenque Lauquen, Ameghino y en el conurbano bonaerense. De hecho, la protesta incluiría una distribución en La Matanza.

"Creo que van a ser unos 5000 litros en cada lugar", indicó Guillermo Giannasi, referente en lechería de la Federación Agraria Argentina (FAA).

Fernando Bertello.

Temas en esta nota

    Cargando...