Buen clima para los cultivos, no para los precios - Por Flavia Rossi (*)

En Estados Unidos, el 70 por ciento del maíz está entre bueno y excelente. Lo mismo ocurre con la soja. Ambos cultivos podrían tener rindes récord.

Por
17deJuliode2009a las07:33

Otra semana de bajas para los precios internacionales de los principales granos. Mientras que la soja acumula bajas de más de 20 por ciento (descontando más de 100 dólares desde los topes de junio), el maíz acumula un retroceso de 50 dólares y que equivale a casi 30 por ciento del valor que tenía un mes antes. En la semana hubo diversos factores que explicaron las bajas.

Uno de ellos fue el reporte del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda), que reconoció que en Estados Unidos se sembró mucho más maíz de lo que se pensaba e incrementó en casi 10 millones de toneladas el potencial de producción. Pasó de poco más de 303 millones de toneladas a algo más de 312 millones de toneladas. Con un mayor acarreo de stocks de la campaña que está terminando –por el menor consumo de maíz para etanol que se está dando por estos meses en Estados Unidos– y con una cosecha más alta, se revisaron al alza los stocks finales de la campaña 2009/10 en casi 12 millones de toneladas. El Usda también reconoció los nuevos datos de siembra de soja pero mantuvo estable las estimaciones de rindes, aumentando en casi 2 millones de toneladas la producción estimada y trasladando a stocks más mercadería de la que el mercado esperaba.

A pesar de los nuevos balances, el clima fue el principal argumento bajista. Estados Unidos está en pleno mercado climático; con la soja y el maíz en plena fase de floración y polinización. Aunque el desarrollo sigue avanzando con mucho retraso en comparación con los ritmos normales, la calidad que presentan los cultivos supera a la mayoría de los registros.

El maíz es el producto más prometedor. Con la proporción de los cultivos en estado bueno y excelente en un piso del 70 por ciento, la calidad de esta temporada es superada sólo por la campaña 2004/05 cuando se registró el rinde récord de 100 quintales por hectárea. Esto acentúa el optimismo productivo, lo que obliga a trabajar sobre la posibilidad de volver a obtener rindes récord; lo que implicaría una cosecha todavía más alta y un balance aún más holgado de lo que se estimó el viernes. La soja también promete buenos resultados productivos. Con más del 65 por ciento de los cultivos en condiciones buenas o excelentes también se prometen récords de rindes.

Otro elemento que contribuyó al ánimo de los mercados fue la decisión de China de liberar espacio en sus silos. Luego de haber adquirido durante los últimos meses gran parte de la cosecha doméstica, el gobierno se decidió a vender dos millones de toneladas de maíz, medio millón de toneladas de soja y 750 mil toneladas del trigo que tiene en sus reservas, lo que implicará mayor competencia en cada uno de los mercados.

El mercado climático es sinónimo de volatilidad y sensibilidad ante los pronósticos; y en él estamos. Lo que este año está demostrando es que los movimientos bruscos de precios se están definiendo con tendencia en baja. En este ánimo influye la posición cautelosa de los fondos, que todavía no están totalmente convencidos a volver a los mercados y evalúan día a día la situación del contexto y de cada mercado.

Mientras tanto, muy pocos negocios se hicieron en el mercado local. La exportación se mantuvo afuera de los mercados de cereales y sólo se vendieron lotes aislados de soja en los puertos de la zona de Rosario. Los precios bajaron mucho y quedaron lejos de las órdenes, por lo que el productor se mantiene atento y decide esperar.

(*) Analista de mercados de fyo.com

Temas en esta nota

    Cargando...