Productores de girasol reclaman certezas al Gobierno ante el inicio de la siembra

La Asociación Argentina de Girasol enfatizó que ante los recientes resultados electorales, se hace necesario un cambio de política agropecuaria. Manifestaron la urgencia de conocer las condiciones de comercialización.

Por
17deJuliode2009a las07:52

La Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR) advirtió hoy que las definiciones "urgen ante el inicio de la siembra" del cultivo, y remarcó que "se mantienen retenciones de 32 por ciento a las exportaciones, superiores a las que existen para el trigo y el maíz".

"Tras el reciente resultado electoral y ante cambios ministeriales y en la composición del Parlamento, se activan las demandas por cambios en la política agropecuaria, ante la inminente siembra de cosecha gruesa y luego del significativo tropezón en la implantación de trigo, con 40 por ciento de baja", subrayó ASAGIR a través de un comunicado.

Allí puntualizó que es imprescindible "conocer, a la brevedad, las reglas de juego que regirán para la comercialización del girasol de la nueva campaña".

Remarcó que en la actualidad, "el cultivo se encuentra fuertemente discriminado por la vigencia de derechos de exportación de 32 por ciento, visiblemente superiores a los que existen para el trigo y el maíz", de 23 y 20 por ciento, respectivamente.

Así concluyó que es preciso "recomponer el esquema de política pública, para volver a producciones como las de 4,6 millones de toneladas de la campaña 2007/08".

Para el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), la producción argentina de girasol alcanzará las 4 millones de toneladas, 1,1 millones por encima de la campaña pasada, pero aún lejos de las 4,6 millones que se lograran en la campaña 2007/08.

Entretanto, la de los tres principales competidores, Unión Europea, Rusia y Ucrania, caerá de 20,9 a 19,2 millones de toneladas, con 8,3 por ciento de baja, lo que redunda en una menor producción mundial de semilla de 2,7 por ciento, que no afecta la de aceite, que se mantendrá estable al emplear un mayor stock inicial.

En el mercado local, el valor FOB (de exportación), publicado por la Secretaría de Agricultura para la tonelada de aceite de girasol fue de 733 dólares, inferior en más de 40 dólares al de principios de mes.

El precio del girasol disponible es de 200 dólares la tonelada, con una caída de más de 10 dólares en los últimos quince días, en tanto que la posición marzo 2010, para escasos contratos, es de 220; reflejo de los menores valores internacionales, teniendo en cuenta que llegó a 258 dólares en los primeros días de junio último.

Finalmente, las fábricas ofrecen para los puertos de Rosario y San Martín, así como para los del sur de la provincia de Buenos Aires, 700 pesos la tonelada, 10 por ciento menos que hace dos semanas.

El precio del aceite de girasol en Rótterdam, que había superado los 950 y 1010 dólares la tonelada, para las posiciones de junio pasado y principios de 2010, cerró a 785 y 850 dólares, respectivamente.

Como continúa la escasez de soja, no es extraño que el aceite de girasol sufra un descuento de 6 por ciento con respecto al de soja, que llega a 8; en la comparación con el de canola.

Para las posiciones de principios de 2010, el descuento en relación al de soja se transforma en una prima apenas positiva. 

Temas en esta nota

    Cargando...