Presión en Brasil por las trabas

La industria brasileña quiere que Lula demande a la Argentina en la OMC por barreras a la importación.

Por
23deJuliode2009a las07:42

Las tensiones comerciales entre la Argentina y Brasil amenazan con volver a ser uno de los protagonistas en una nueva cumbre del Mercosur. Pese a que desde la delegación argentina insistían ayer que no habrá discusiones bilaterales con sus pares brasileños por estos temas, una noticia que llegó por la tarde desde Brasilia agregó tensión al escenario. La Confederación Nacional de Industria (CNI) de Brasil acusó a la Argentina de adoptar licencias no automáticas para la importación de productos brasileños por un tiempo mayor que el autorizado por la Organización Mundial del Comercio (OMC) y pidió al gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva abrir un panel contra el país ante ese organismo.

Un comunicado de la CNI indicó que las exportaciones brasileñas a la Argentina afectadas por las licencias no automáticas pasaron del 3,7% del total en 2004 a 13,5% este año. "Los reflejos negativos para los exportadores son muy claros: pérdida de una porción de mercado en los productos afectados y rápido aumento de la competencia china", señaló el comunicado de la homóloga de la Unión Industrial Argentina (UIA).

La OMC estipula que las licencias no automáticas deben ser resueltas en un plazo de 60 días hábiles, pero en los últimos meses se registraron casos en la Argentina de hasta seis meses de demora, lo que originó numerosas quejas de importadores y comerciantes argentinos, además de los reclamos brasileños. La ministra de Producción, Débora Giorgi, que participará hoy de las deliberaciones en la capital paraguaya, justificó anteayer estas medidas, negó que impliquen una prohibición de importar y sostuvo que el Gobierno está dispuesto a defender esa posición "ante cualquier foro internacional".

"Relación cordial"
No obstante, aclaró que esos temas no serían tratados en la cumbre que comienza hoy porque "es cuatripartita y no bilateral". Pese a los roces, funcionarios de la delegación argentina que participaron de charlas informales con sus pares brasileños dijeron que "la relación es muy cordial" y negaron que se hayan abordado temas relacionados con las fricciones". "Igualmente, estamos cumpliendo cada vez más rápido con los plazos de las licencias", afirmaron.

La expectativa está puesta en los encuentros bilaterales del lunes y martes próximos en San Pablo en el marco de la comisión de monitoreo del comercio argentino-brasileño. Allí, la delegación, que estará encabezada por el secretario de Industria, Fernando Fraguío, intentará lograr acuerdos entre 12 industrias. Esta noche aterrizarán aquí todos los presidentes. No está agendada una reunión entre Lula y Cristina Kirchner para analizar las barreras.

Oliver Galak
Enviado especial

Temas en esta nota

    Cargando...