Rechazos al nuevo reparto de la Hilton

Para Schiaretti, es un retroceso. Críticas a la Oncca y temor a una nueva judicialización.

24deJuliode2009a las07:24

La inauguración del nuevo complejo en el que el frigorífico Logros (Río Segundo) procesará subproductos bovinos fue ayer una caja de resonancia del sector cárnico provincial en la que sobresalieron las voces que cuestionan el nuevo esquema que se utilizará para repartir la cuota Hilton, la porción más preciada de la exportación vacuna que en el último ciclo reportó más de 300 millones de dólares.

Hasta el gobernador Juan Schiaretti lamentó los cambios y exigió "reglas de juego claras" para dar previsibilidad a las inversiones en la cadena. "Creo que un retroceso a que el manejo se haga absolutamente discrecional perjudica las chances de la Argentina, porque le quita previsibilidad a la industria frigorífica y también incentivos", dijo.

Más agudo aún, el ministro de Agricultura, Carlos Gutiérrez, opinó que el manejo debería volver a manos de la Secretaría de Agricultura nacional. "Ese es el ámbito natural, no el de la Oncca (Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario). También existe un Consejo Federal Agropecuario en el que pedimos participar para formar parte de la discusión", reclamó.

Gutiérrez rechazó el abandono de parámetros como la past performance (participación en volumen en cuotas anteriores) y la regionalización, "lo que afecta las posibilidades de los frigoríficos del interior y de sus inversiones para agregar valor". También cuestionó que el esquema quede atado al cumplimiento del abastecimiento interno y consideró que "se tiende a la concentración".

Además, dijo que uno de los establecimientos que resultará particularmente afectado es el Frigorífico Río Cuarto, al entender que perderá competitividad con la nueva metodología, pese a las inversiones que realizó para participar del negocio de la cuota Hilton.

También se escucharon las voces de los pocos productores que aún se dedican al engorde de animales pesados, quienes plantearon su temor a la discrecionalidad. En tanto, aquellos que gozan del acceso a los subsidios oficiales a los feedlots aseguraron que hay atrasos de entre cuatro y seis meses en el pago de las compensaciones, que están a cargo de la Oncca.

Judicialización. Uno de los avances más trascendentes que experimentó el manejo de la cuota Hilton en los últimos años fue su escape del proceso de judicialización en el que había caído. En 2003, el 60 por ciento del cupo se repartía mediante amparos judiciales, un nivel que dos años más tarde logró ser reducido a apenas dos por ciento.

Ahora, muchos industriales asienten con la cabeza cada vez que se les pregunta si se está a las puertas de una nueva fase de judicialización. Pero prefieren el anonimato por temor a represalias. El que se anima a hablar es Dardo Chiesa, presidente de Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) y dirigente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

"Yo creo que se abrirá una nueva fase de judicialización, porque el esquema, que hace foco en garantizar el consumo interno, ha cambiado las condiciones y eso perjudica a muchas plantas. Además, habrá demoras y eso se traducirá en una baja para el precio de la hacienda", opinó.

Chiesa consideró que lo único positivo del nuevo método es la presión para el cumplimiento de las normas fiscales, pero cargó contra lo que hasta ahora se conoce como el trazo grueso de la medida: "¿Cómo se ponderará la participación en el mercado interno y en mano de obra sin caer en inequidades?", planteó el dirigente.

En tal sentido, vaticinó un proceso de concentración que beneficiará a las empresas que integran el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC), uno de los pocos eslabones de la cadena que aplaudió el nuevo sistema.

"Ellos son los que más fuerza tienen en materia exportadora y quienes prov

Temas en esta nota