Bonos exultantes: después del furor, asoma la toma de ganancias

Los bonos argentinos comenzarán esta semana con un lastre en la mochila: si bien el viernes se tuvieron algunas bajas puntuales, los analistas señalan que todavía podría llegar una toma de ganancias a los recorridos alcistas que se tuvieron en las últimas jornadas.

Por
27deJuliode2009a las07:38

En rigor, y tras las fuertes subas que venían acumulando en los últimos días a tono con las ventajas que deparaba Wall Street, los títulos públicos sufrieron un ajuste que frenó la suba ininterrumpida que venían registrando desde hace varias ruedas y que había sorprendido a operadores y analistas. En la bolsa, los que mayor terreno perdieron fueron los bonos largos: el Par en pesos, que retrocedió 3,49%, y el Discount en la misma moneda, que cedió 1,63%. En esta línea, el Bogar 2018 quedó 1,78% abajo. En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), plaza donde negocian importantes jugadores del mercado, el mismo bono Discount en pesos subió 0,9%, a $ 90 y el Boden 2012 se mantuvo en $ 255.

“En relación a las subas cosechadas, los repliegues fueron apenas perceptibles”, opinó el responsable de la cartera de bonos de un banco, que citó a modo de ejemplo la ganancia el 23,84% que había acumulado el Discount en las últimas cuatro ruedas.

La notable reacción de los bonos se alimentó en la posibilidad de que el Gobierno lance un canje o recompra de los títulos que ajustan por CER.

Declaraciones oportunas

En una serie de entrevistas recientes, el flamante ministro Amado Boudou reveló su intención de que Argentina regrese a los mercados voluntarios de crédito y anticipó que estaba pensando en realizar un canje o una recompra de títulos que ajustan por inflación.

Según los analistas, día a día crece la presión sobre el Gobierno para que negocie con aquellos que se negaron a aceptar la oferta del 2005 a la espera de mejores propuestas.

“Los opciones son cada vez menores, o sea que no tiene muchas alternativas”, dijo a la agencia Reuters, Roberto Drimer, un analista de VaTnet Financial Research.

“Las preocupaciones económicas del país podrían terminar desbordando a las políticas”, según Drimer, y el Gobierno se verá forzado a cerrar acuerdos que le permitan regresar al mercado de crédito internacional.

El país enfrentará unos u$s 20.000 millones en servicios de la deuda hasta el 2010. En este punto es donde los analistas ven dificultades.

Temas en esta nota

    Cargando...