Sigue la era del hielo cambiaria: el dólar no se movió en tres semanas

Las estrategias del Banco Central (BCRA) están dando resultados. Hace semanas que el organismo dirigido por Martín Redrado, bloquea las compras de dólares a través de posturas de ventas, en la mayoría de los casos de a u$s 20 millones, en paquetes cerrados.

Por
28deJuliode2009a las07:51

Es decir, aquel banco o empresa que quiera comprar divisas por montos debajo de esa cifra, no puede hacerlo o tiene que ir al mercado a pagar más caro por ello. Y es que las ofertas del Central deben ser compradas en su totalidad, aunque también es cierto, según denuncian en el mercado, que si se llega a realizar la operación por los montos impuestos, los teléfonos empezarán a sonar. En esta línea, el cometido oficial da en el blanco.

Está claro que, de esta manera, el ente monetario no sólo busca congelar el tipo de cambio en estos niveles (que podría hacerlo a través de venta de divisas) sino que además su objetivo es paralizar la demanda. En un contexto en el que el Gobierno utiliza las reservas del Central para hacer frente a próximos vencimientos de deuda, cuidar las divisas de las arcas es el exclusivo propósito de la autoridad monetaria.

De esta manera, en la jornada de ayer pasó poco y nada. El volumen de negocios fue la imagen palpable de las restricciones. En la city remarcaron que hacía dos meses y medio que las operaciones cambiarias no anotaban un puntaje tan bajo. Y es que se hicieron apenas u$s 214 millones entre los dos mercados (u$s 100 correspondieron al MAE y u$s 114, al MEC). Los operadores atribuyen la sequía a las maniobras oficiales. “La demanda está, pero se encuentra trabada porque no se puede comprar”, señaló un cambista de un banco de capitales nacionales. En las pantallas del microcentro, el billete al público cerró sin variaciones a $ 3,79 para la compra y $ 3,82 para la venta. En el circuito mayorista –el de los grandes jugadores como bancos y empresas– el dólar comenzó la semana con una suave suba de 0,05% y cotizó sobre el cierre a $ $ 3,809 comprador y $ 3,81 vendedor, mientras que las operaciones a futuro reconocieron un valor de $ 3,852 para los contratos que vencen a fin de agosto y otro de $ 3,894 en el caso de los compromisos que deben efectivizarse a fin de septiembre.

Por el lado de la oferta, las liquidaciones de los exportadores disminuyeron de manera notable, de modo tal que cualquier movimiento en la demanda genera presión al alza sobre el tipo de cambio. Las expectativas en el mercado apuntan a que la quietud cambiaria continuará y que el techo de $ 3,82 se mantendrá por un tiempo más.

Por Dolores Ayerra.

Temas en esta nota

    Cargando...