El oficialismo sufre otra baja en el Senado y se le complica la mayoría

Se alejó la rionegrina María Bongiorno. En diciembre, el bloque K quedará en minoría.

Por
29deJuliode2009a las07:41

La senadora María José Bongiorno oficializó ayer su renuncia al bloque kirchnerista, tal como ayer lo adelantó Clarín. Mediante una nota enviada al vicepresidente Julio Cobos y a su ex compañero de lista y jefe de la bancada oficialista, Miguel Pichetto, anunció la conformación de un bloque unipersonal: "Encuentro de Rionegrinos".

Bongiorno tiene mandato hasta el 2013. Integra el Frente Grande (antes fue radical) y se referencia en el diputado y ex intendente de Cipoletti, Julio Arriaga, quien se alineó con Felipe Solá. Con esta baja, el bloque kirchnerista quedará con 39 senadores, apenas dos más que el quórum. A fin de año se producirá el momento más preocupante ya que con el recambio del tercio en el Senado se producirá una nueva sangría y el oficialismo quedará en minoría, con 35 integrantes contra 37 opositores, producto de la derrota en las elecciones del 28 de junio. También perderá la mayoría en Diputados.

No obstante, la conducción del bloque oficialista asegura contar con tres senadores aliados que podrían evitarle sobresaltos a la hora de votar proyectos de alto interés para el Poder Ejecutivo: cuentan allí a Horacio Lores, del Movimiento Popular Neuquino, y los ex ARI de Tierra del Fuego, José Martínez y María Rosa Díaz. Pero los tres pertenecen a bloques autónomos y sus lealtades estarán siempre supeditados a las respectivas realidades provinciales.

La noticia se conoció un día después de que cuatro diputados anunciaran su renuncia a la bancada oficialista: tres entrerrianos que responden a Jorge Busti (ver "El portazo...") y un cordobés ligado al gobernados Juan Schiaretti.

En el Senado las bajas en el kirchnerismo comenzaron durante el verano con la resonante salida del santafesino Carlos Reutemann, acompañado de su comprovinciana Roxana Latorre, coletazo directo del conflicto con el campo. Los siguieron en fila los salteños Juan Carlos Romero y Sonia Escudero.

Ante esta nueva deserción producida ayer, Pichetto dijo: "Lamento el alejamiento del bloque de la senadora Bongiorno. Nos sorprende porque en varias oportunidades ratificó su pertenencia". De todos modos, el jefe del bloque del Frente para la Victoria -que desmintió varias veces los amagues de renuncia de su comprovinciana- se mostró "esperanzado en mantener un buen vínculo. Siempre hemos hecho el esfuerzo para contener a los senadores".

Por su parte, la senadora rionegrina justificó su renuncia señalando, en el texto enviado a las autoridades de la Cámara alta, que "creo que hay nuevos desafíos para la clase política, y considero que es indispensable tener la mayor independencia de criterio posible para enfrentarlos".

Enseguida, Bongiorno aclaró que "en las últimas elecciones legislativas el mensaje que dejaron las urnas fue muy claro; es necesario un cambio de rumbo en la forma de hacer política, y sería una necedad no tomar las medidas apropiadas en ese sentido".

En otro tramo, la senadora ilustra otros motivos de la ruptura: "Seguir perteneciendo al bloque oficialista implica acompañar todas las decisiones del mismo". De su relación con sus compañeros de militancia, Arriaga y la otra diputada que se fue con Solá, Lorena Rossi, sostiene que "dieron todo su apoyo y respaldo". Sin embargo, la senadora no definió si se acercará al PJ disidente como esos diputados. Otro que la quiere de su lado es el radical Pablo Verani, ex gobernador de Río Negro, con quien mantiene fluida relación.

Por: Atilio Bleta.

Temas en esta nota

    Cargando...