Test para el Gobierno: inyecta hoy al mercado u$s 2.250 millones

Esta semana será un termómetro de la confianza que inspira el Gobierno. Todavía queda un vencimiento importante en diciembre por u$s 1.500 millones del Cupón PBI.

Por
03deAgostode2009a las07:55

La jornada de hoy será un termómetro de la confianza que inspira el Gobierno transcurridas las elecciones legislativas y cuando aun están frescos los coletazos de la crisis financiera internacional. El Ministerio de Economía deberá hacer frente al pago de la amortización anual del Boden 2012, por un total de u$s 2.251 millones. Se trata del mayor desembolso que debe realizar el Gobierno durante todo el año.

Los fondos ya están y los ahorristas no tendrán problemas en retirar sus tenencias a partir de hoy en los bancos comerciales. Pero la incógnita pasa por monitorear con detenimiento cual será la actitud que tomen los inversores a lo largo de esta semana, una vez que vayan cobrando esos dólares.

Como el cobro es en divisas, se descuenta que no habrá gran presión sobre el dólar. O no debería. A priori podría esperarse hasta una cierta descompresión del mercado cambiario, en la medida que quienes se hacen de esta liquidez opten en parte por otros instrumentos. Como depósitos a plazo fijo o títulos públicos.

No obstante ello, la recrudecida disputa entre el Gobierno y el campo es otro aditivo que deja un manto de incógnitas sobre el comportamiento de los ahorristas una vez que se inyecten a la calle estos u$s 2.251 millones.

El Boden 2012 surgió en 2002 para compensar a los ahorristas por los depósitos que quedaron atrapados en el “corralito”. La semana pasada, el ministro de Economía, Amado Boudou, precisó: “tenemos todos los dólares listos para hacer el pago. Se compraron escalonadamente con superávit fiscal y están depositados en una cuenta en el Banco Nación”.

Programa financiero

En declaraciones a la prensa, el viceministro de Economía, Roberto Felletti, señaló ayer que “lo que necesitamos hoy es recrear un programa financiero que permita cerrar los vencimientos de 2010”. Y agregó que se debe reabrir la negociación con el Club de París, y “arreglar” con los bonistas que quedaron fuera del canje de 2005, para recuperar el acceso a los mercados internacionales de crédito.

En lo que resta del año, el mayor vencimiento de deuda pendiente será en diciembre, cuando se deberán abonar u$s 1.500 millones correspondientes al pago del Cupón PBI. Son instrumentos de deuda cuyo desembolso está atado al crecimiento que haya obtenido el país durante el año anterior. Es decir, el pago en puerta corresponde a la suba del nivel de actividad de 2008.

En adelante, el Gobierno deberá abocarse a buscar las vías para comenzar a prefinanciar los vencimientos de 2010, cuya brecha financiera (los recursos que deben obtenerse) está estimada en alrededor de u$s 6.000 millones.

Por Juan Cerruti.

Temas en esta nota

    Cargando...