Importadores exigirán sacar a Moreno del control de las licencias

Se reunirán con funcionarios de Producción para pedirle que sea esa cartera la que concentre la autorización del ingreso de mercadería. Faltan productos.

Por
04deAgostode2009a las08:13

Los importadores encararán esta semana una misión casi imposible: intentar desplazar al secretario de Comercio, Guillermo Moreno, del control del comercio. Ante las reiteradas quejas de varias empresas, que denuncian importantes demoras en la aprobación de las licencias y faltante de productos, la Cámara de Importadores de la Argentina (CIRA) planteará esta semana al Gobierno que sea el Ministerio de Producción el que concentre la administración de estos permisos.

El recientemente nombrado presidente de la entidad, Diego Pérez Santistéban, se reunirá esta semana con el subsecretario de Política y Gestión Comercial, Eduardo Bianchi, y probablemente, también con la ministra Débora Giorgi, para transmitirle su preocupación por estas demoras y pedirle, enfáticamente, que su cartera sea la única que maneje las licencias, a los fines de agilizar los tiempos y evitar perjuicios en las compañías. “La salida de los permisos a otros ministerios demora los trámites. En Producción están tratando de hacer el mayor esfuerzo, pero tal vez otros funcionarios pueden tener una opinión distinta y ello retrasa todo”, aseguró Pérez Santistéban a El Cronista.

El directivo de la CIRA se refirió, así, a las licencias no automáticas que son otorgadas por la cartera productiva pero que luego se transfieren a la Dirección de Lealtad Comercial, que depende de la secretaría de Comercio. Es el caso de los sectores más sensibles, como el de los juguetes, calzado y electrodomésticos. Cuando las autorizaciones llegan a manos de Moreno, quedan cajoneadas durante bastante tiempo, mucho más del permitido por las normas internacionales de comercio. De esta manera, el Gobierno logró frenar las importaciones, que además mermaron por la caída del consumo y la inversión. Según estimaciones de la cámara, sólo el 20% del derrumbe de productos ingresados del exterior fue producto del control aduanero.

Por un motivo u otro, el ingreso de mercadería al país se redujo en los últimos meses 40% respecto de los mismos períodos del año pasado. Ante el derrumbe de las exportaciones por la crisis internacional, la Argentina logró así mantener superávit comercial, que en junio ascendió a u$s 1.528 millones.

Los importadores también discutirán con Giorgi y Bianchi la posibilidad de flexibilizar algunas cuestiones metodológicas de las licencias como, por ejemplo, su duración. Actualmente, desde que el Gobierno otorga el permiso, éste tiene vigencia por 60 días, y muchas veces ese lapso no alcanza para cerrar el negocio y realizar el embarque. Cuando las licencias salían sin demoras, el importador tenía mayor previsivilidad, pero con los retrasos actuales se les complica. El pedido es que no tenga fecha de vencimiento o, como mínimo, 120 días.

Santistéban también afirmó que discutirá con el Gobierno si resulta conveniente aplicar licencias en todos los casos en los que rigen, ya que algunos pueden tratarse de insumos para la producción local.

Como la importación cayó considerablemente, no son muchos los contenedores que están varados en el puerto a la espera de que Producción, o Comercio Interior, autorice el ingreso al país de la mercadería. De hecho, la Cámara de Depósitos Fiscales Privados (Cadefip) tiene 40% menos de ocupación que el año pasado.

Por Natalia Donato.

Temas en esta nota

    Cargando...