Se reanudaron las clases, con un alto nivel de asistencia y padres aliviados

Ayer se reinició el ciclo lectivo en 21 distritos. Hubo un 90% de presentismo.

Por
04deAgostode2009a las08:18

Madres y padres respiraron aliviados: ayer se reanudaron las clases en 20 provincias y en la Capital, tras un receso promedio de cuatro semanas, forzado por la Gripe A. También los chicos demostraron su entusiasmo por volver a la escuela y reencontrarse con los compañeros; a tal punto, que en todo el país, el índice de presentismo fue del 90% y en algunos distritos, incluso superior.

"Estaban contentísimos de volver al colegio", asegura Inés Navarro, mamá de cinco chicos que concurren a la Escuela N°4 de San Telmo "Ya estaban muy aburridos y nosotros, un poco cansados de no saber cómo entretenerlos. Menos mal que arrancaron las clases", comentó María Ibarra, también mamá de chicos que van a esa escuela.
En la Ciudad, el índice de presentismo en los niveles inicial y primario fue del 95%. En el secundario, en cambio, fue sólo del 72%, una cifra esperada por las autoridades, debido al escaso tiempo para comunicar el reinicio de las actividades.
La ansiedad por el retorno se tradujo además en puntualidad: en las escuelas primarias visitadas por Clarín, al sonar el timbre no se veía a madres y padres corriendo. En general, sintieron como un desahogo la vuelta a la escuela: varios confesaron que ya no sabían adónde llevarlos para mantenerlos entretenidos; sobre todo les resolvió el interrogante de con quién dejarlos.

Todos los padres consultados dijeron haber instruido a sus hijos sobre cómo prevenir la Gripe A, y muchos pusieron alcohol en gel en la mochila. En los colegios no hubo paranoia sino higiene, aún con algunas quejas menores por falta de provisión de artículos de limpieza. Los testimonios recogidos en distintas partes del país coinciden en que los docentes informaron ampliamente sobre las medidas tomadas, e insistieron para que los chicos se laven las manos con frecuencia.

El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, buscó calmar a los padres: "Los que saben, no ven razones como para no estar en la escuela". En el mismo sentido, el director de Epidemiología bonaerense, Mario Masana Wilson remarcó que "estamos trabajando cada minuto para evaluar la situación epidemiológica, y hoy no tenemos indicadores que demuestren que habrá un aumento de casos".

En esa provincia, el presentismo fue el habitual. "Fue un buen reinicio, y estamos muy conformes y agradecidos por el trabajo de docentes y auxiliares durante el receso", destacó el director general de Educación, Mario Oporto. Anticipó que se realizará un monitoreo del ausentismo, tanto para tener una evaluación sanitaria como para evitar la deserción, que suele acentuarse después de pausas prolongadas.

"Generalmente luego de las vacaciones faltan muchos chicos, pero esta vez no fue así –informó la ministra de Educación del Chaco, María Inés Pilatti Vergara–. Creemos que es por la extensión que tuvo el receso, que hizo que los padres ya tuvieran ganas de que sus hijos volvieran al colegio, y por la gran cantidad de paros docentes que venimos padeciendo, lo que genera la decisión de aprovechar al máximo los días en que sí hay clases".

En el resto del país, el panorama fue similar. En Entre Ríos, el presentismo osciló entre el 90 y el 95%. En Mendoza fue superior al 90%, salvo en Uspallata, donde no se retomaron las clases debido a la rotura de un caño maestro de agua potable. En Trelew y Rawson, Chubut, las temperaturas de 14° y 16°, elevadas para el invierno, derivaron en un ausentismo inferior al 10%.

También en Santa Fe fue alto el presentismo, luego de un receso que se extendió por 35 días. En Neuquén, el gremio docente (ATEN) denunció que la semana pasada se dieron instrucciones para tomar medidas especiales de higiene, pero ayer no aparecieron los productos de limpieza necesarios.

Temas en esta nota

    Cargando...