Problemas sanitarios de la producción porcina

Falazmente el Sr. Uccelli (AAPP) asegura, que la producción porcina hoy se maneja con líneas híbridas, verdad a medias, por lo tanto la verdad a medias es media mentira, por eso afirmamos que son argumentos mal intencionados.

Por
07deAgostode2009a las10:49

La estadística del INTA SAGPYA. nos aclara el tema: en el país hay 56970 establecimientos productores de cerdos de los cuales alrededor del 90 % de esos predios trabaja con menos de 100 madres y representan el 59,6 % de la producción de cerdos de la Argentina. La gran mayoría con genética tradicional.

Los números oficiales del SENASA dicen lo siguiente:

La cantidad de establecimientos con ventas a faena hasta 100 animales por año, es del 53,2 %, y hasta 500 animales /venta /año es del 26,9 % (año 2008), la suma indica que el 79,92 % de los establecimientos que remiten a faena, forman parte de la tradición y no de la verdadera producción como relata Uccelli (todos los chacareros o pequeños productores).

También mal intencionadamente asegura que esos híbridos producen lo que comemos los argentinos. Nos preguntamos, para ese señor, ¿Cuál es el destino de la producción Nacional?

El argumenta que es fundamental el magro, con lo que estamos de acuerdo, pero nos preguntamos nuevamente ¿para qué se importaron 5385 TN. de tocino, que representan el 21% del total de las importaciones de carne porcina? (fuente Sagpya Internet).

La producción tradicional esta en manos de chacareros, quienes están atomizados y no disponen de un LOBISTA A SUELDO para su defensa.

Coincidimos con el diputado Ulises Forte que es otro golpe político, quizás disfrazado de sanitario, en contra de los pequeños productores favoreciendo la producción en pocas manos (concentración).

Para la crianza a campo, infinitamente más sana y natural (ecológica), se necesita rusticidad cosa que aseguran las razas tradicionales.

Un gran genetista de Estados Unidos nos legó un sabio mensaje que hoy lo adaptamos al país “yo nunca fui al frigorífico a enseñarles a afilar el cuchillo, que no vengan de la calle Florida a enseñarnos a criar cerdos”.

Si quieren determinado tipo de cerdos que nos informe cuanto nos van a pagar y haremos números si nos conviene producirlos.

Del circo que habla Uccelli seguramente, él es el payaso, porque el resto de los integrantes del circo trabajan honradamente.

En algo no se equivoca, pretendemos seguir la tradición que fue y deberá seguir siendo agricultura con agricultores, leche con tamberos y cerdos con porcicultores o chacareros, sin renegar de la tecnología.

Temas en esta nota